“Vamos a disuadir cualquier intento de división de FAUPPA”

La Federación Argentina y Unión del Personal de Panaderías y Afines (FAUPPA) ratificó su apoyo a la conducción de la CGT, encabezada por Héctor Daer y Carlos Acuña. Lo hizo en una reunión extraordinaria celebrada esta semana.

A la vez, se resolvió que la FAUPPA continúe al frente de la Secretaría de Finanzas de la CGT, lugar que ocupa Gastón Frutos.

“La garantía de los trabajadores y trabajadoras organizados en el Movimiento Obrero Argentino encuentra su paraguas protector en nuestra histórica sede de Azopardo 802, cuna de grandes dirigentes que supieron mantener incólume los postulados de una irrestricta defensa de los derechos del colectivo trabajador”, afirmaron desde FAUPPA.

En la reunión, también recordaron al recientemente fallecido Abel Frutos, “quien supo sembrar en la FAUPPA la unidad del movimiento obrero y el encuentro de los dirigentes en pos del mismo objetivo”, destacaron.

“Fueron muchos los años en que las divisiones internas nos llevaron a 18 intervenciones y al quebranto de OSPEP, nuestra obra social. Esto sólo ocasionó dolor, atraso e indefensión de nuestros trabajadores”, afirmaron.

Desde FAUPPA, se mostraron abiertos a las diversas corrientes del movimiento sindical argentino. Celebraron la democracia interna en la Federación, un “orgullo que nos legó Abel Frutos”. Repasaron los distintos canales de participación a través del cual cada organización puede expresarse.

“Aprendimos a capitalizar las discrepancias y coincidencias como motor de crecimiento, afianzando la democracia interna dentro del Consejo Directivo. Mediante este camino se fue construyendo la conducción con una gran mayoría dispuesta a potenciar un proyecto creíble y posible de cumplir”, expresaron.

Así llamaron a disuadir “cualquier intento blando, foráneo o propio, que pretenda dividir a nuestra Federación“.

“ENEMIGOS INTERNOS”

Desde FAUPPA se manifestaron a raíz de las presentaciones judiciales realizadas por Gabriel Ruíz, secretario general del Sindicato de Panaderos en el distrito de Lanús. Según la Federación, el dirigente gremial, calificado como un “enemigo interno”, “nuevamente pretende dividir a nuestra organización Gremial”.

Es por ese motivo que Consejo Directivo de FAUPPA y secretarios generales de todo el país se reunieron para repudiar las “falsas las acusaciones de este personaje. A esta altura, está denostado sindicalmente pero lo que contiene aun más gravedad, por inhumano e inmoral”.

“FAUPPA ha visto delante de sus narices a cientos de perseguidores y denunciantes seriales que lo único que han pretendido fue su propio beneficio económico y político, utilizando artimañas de cualquier índole”, afirman.

Es así como “de manera unánime” solicitan se adopten medidas
estatuarias que ameriten para el caso y se aplique “la máxima pena para quien tiene por único objetivo torcer la unidad del movimiento obrero panadero”.