Un paso histórico para construir una Ciudad inclusiva

JUAN MANUEL VALDÉS / Legislador porteño por Frente de Todos

Nuestro país tiene una deuda histórica con las personas con discapacidad. Se trata del 10,2% de su población (alrededor de 5 millones de argentinos y argentinas) y muchas veces las políticas públicas resultan escasas o insuficientes para brindar verdaderas respuestas a las familias que viven esas situaciones y a las organizaciones que luchan por el respeto de los derechos que les corresponden a las personas con discapacidad.

Sabemos que es central replantear la legislación vigente sobre discapacidad a nivel nacional y celebro que el presidente Alberto Fernández haya incluido estas temáticas en su discurso de apertura de las sesiones legislativas en el Congreso. Este año debemos trabajar para generar una normativa que sea producto de la democracia y permita saldar las acciones que tenemos pendientes con esta población.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, dimos un paso fundamental en la Legislatura que nos da nuevas herramientas para ser el distrito señero en materia de inclusión y accesibilidad en Argentina: sancionamos la creación de la Comisión Permanente de Personas con Discapacidad. Con este hito logramos que una situación que afecta al 16,3% de los hogares porteños tenga instancia de representación.

“La gestión en la Ciudad está amesetada, Larreta solo piensa en ser presidente”

Haciendo un poco de historia por el recorrido de este espacio en el Parlamento porteño, recién el 13 de junio de 2020 pudimos constituir la Comisión Especial de Personas con Discapacidad, que propusimos como proyecto un año antes (en agosto de 2019) desde el Bloque del Frente de Todos, con la legisladora Victoria Montenegro a la cabeza.

Si bien este espacio institucional de la Comisión daba un marco para generar iniciativas que permitan “promover la inclusión y fomentar la igualdad de oportunidades, el acceso al trabajo, la educación y la vida independiente de las personas con discapacidad en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”, tal como sostienen los fundamentos de creación, su alcance no era suficiente para cumplir con esos objetivos y garantizar el acceso a derechos de todos los porteños y porteñas.

Al tratarse en los inicios de una Comisión Especial, los temas relacionados con políticas de discapacidad no eran vinculantes, es decir, que el cuerpo legislativo no estaba obligado a recibir las recomendaciones o aplicar proyectos que surgieran del trabajo en ese espacio. Sin embargo, sabemos que para generar cambios reales es necesario que la Comisión de Personas con Discapacidad tenga la potestad de trabajar y expedirse. Las necesidades de esta población son permanentes y dar soluciones a sus problemáticas demanda una labor responsable y de largo plazo en esa dirección.

“No veo que el Frente de Todos en la Ciudad esté cerca de los vecinos”

Con el compromiso que tuvimos estos años en la Comisión y tomando en cuenta la perspectiva de las organizaciones, familias y personas sobre cómo es vivir en la Ciudad con una discapacidad o acompañando a quienes la tienen, celebramos que finalmente haya adquirido el carácter de permanente. A partir de esta jerarquización, nos proponemos centrar el trabajo en 3 ejes principales: la capacitación en perspectiva de discapacidad, la accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad.

En cuanto al eje de capacitaciones, nos parece fundamental que todos los organismos públicos de la Ciudad de Buenos Aires y sus agentes tengan formación en perspectiva de discapacidad para construir una sociedad completamente inclusiva.

Necesitamos que esos trabajadores y trabajadoras realicen sus tareas sin prejuicios ni discriminación, tal como indica la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en su preámbulo: “Reconociendo que la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.

Legislatura: Se definieron las autoridades de las comisiones

Siguiendo con el modelo social de la discapacidad en el que se inscribe la Convención, queremos promover la creación de una normativa como la Ley Micaela (que aborda la perspectiva de género) dedicada a la formación en perspectiva de discapacidad.

Otro punto prioritario para la Comisión Permanente es poder garantizar la accesibilidad. Esto significa avanzar en procesos que permitan eliminar o minimizar las barreras que enfrentan a diario las personas con discapacidad al desarrollar sus actividades en edificios y ámbitos urbanos, medios de transporte y medios de comunicación. Cuando tomamos en cuenta las vivencias que tiene la población al transitar diariamente las calles de cada barrio de la Ciudad, vemos que se encuentran con múltiples complicaciones. Ellas reportan tener obstáculos en el uso de trenes (38,7%), colectivos (49%), subtes (43,6%), veredas (38,2%) y hospitales y centros de salud (25,4%).

Nación y Ciudad trabajan para recibir refugiados ucranianos

Por último, creemos que la Comisión debe ocuparse de un eje que es transversal a todas estas problemáticas tratadas: la inclusión. En ese sentido, nuestro compromiso es promover la transversalidad de la perspectiva de discapacidad en el diseño y la implementación de las políticas públicas locales. También buscamos mejorar las ofertas de empleo para este colectivo, garantizar la accesibilidad a través de Tecnologías de la Información y la Comunicación y adecuar protocolos para que el diseño y adjudicación de viviendas aseguren la vida plena de toda familia que tenga algún integrante con discapacidad.

En definitiva, estamos convencidos de que se trata de un importante precedente a nivel nacional para poder brindar verdaderas oportunidades de desarrollo y autonomía a las personas con discapacidad que viven en la Ciudad de Buenos Aires. Creemos urgente seguir avanzando en eliminar las barreras que impiden a las personas y sus familias tener una vida autónoma e independiente, tal como también señaló el Presidente de la Nación entre los objetivos de gestión para este año.

Estoy muy orgulloso de que podamos dar este paso enorme gracias a la voluntad de todos los bloques que componen la Legislatura. El compromiso que tomamos es darle mayor relevancia a los temas y medidas que tratamos en ella. Por último, agradezco profundamente a las organizaciones, familias y personas con discapacidad que sostienen estas luchas a través de los años y nos acompañan a generar iniciativas y legislar por una Ciudad que sea cada día más plural e inclusiva.