“Un grupito de alumnos no dejan estudiar a casi 5 mil”

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta dio detalles de los avances del “Programa de fluidez y comprensión lectora”, en el que se evalúan a alumnos de cuarto grado.
Allí aprovechó para hablar sobre la toma de los colegios porteños: “Los problemas se solucionan trabajando, dialogando y nunca desde el autoritarismo y la violencia. Esta semana se vieron en el país expresiones violentas que no contribuyen a la construcción de una Argentina mejor”.
Tras señalar que “algunas escuelas de la Ciudad están siendo tomadas por un grupo muy chico de estudiantes que, apoyados por adultos irresponsables, le están quitando el derecho a estudiar a casi 5 mil alumnos. No vamos a dialogar con quienes anulan el diálogo. Con las escuelas que ya volvieron a su actividad habitual, retomamos el diálogo que siempre tuvimos, pero con las que mantengan la toma vamos a ser inflexibles. No hay diálogo ante la extorsión. No vamos a permitir que pequeños grupos marquen el ritmo de la educación”.
Además, afirmó que “los padres que alientan y apoyan a sus hijos en esta medida violenta deberán hacerse cargo del daño que sus hijos provocan. Todos los días de clase que se pierdan, van a ser recuperados”.
“Parte de vivir en democracia es reconocer las leyes, cumplirlas y aceptar las responsabilidades y consecuencias de nuestros actos. Nadie está por encima de esto. Los adultos debemos dar el ejemplo. Eso aplica tanto para la educación como para todo el resto de las situaciones en las que hoy vemos que varios grupos, todos minoritarios, quieren imponer su voluntad sobre la enorme mayoría”, agregó.
En ese sentido, enumeró: “Los ataques de grupos pseudo mapuches en Mascardi, la extorsión del sindicato de neumáticos y el kirchnerismo queriendo cambiar las reglas de juego cuando no les convienen, intentando derogar las PASO o sancionar leyes de Lemas. Son todas muestras de lo mismo: un modelo de país que fracasó y que resiste con violencia porque sabe que perdió el apoyo de los argentinos”.
Rodríguez Larreta aseguró que es “frustrante que el Gobierno nacional no haga nada para cuidar a los argentinos. Decide no ocuparse de cuatro pilares básicos como la institucionalidad, el trabajo, la educación y la seguridad”.
Sin embargo, señaló que tiene esperanza de cara al futuro: “De toda esta semana de conflictos, además de la angustia, la bronca y las complicaciones que generaron, también pudimos comprobar que son cada vez menos los que eligen este camino y que es un modelo de país, de gobierno, y de convivencia que se está yendo”.
Por último, afirmó: “Aunque algunos se resistan, y elijan la violencia como camino, a los argentinos nos espera un futuro mucho mejor. Y lo vamos a construir juntos”.