“Si el Congreso aprueba el recorte en la coparticipación, deberemos tomar medidas de ajuste”

El ministro de Hacienda y Finanzas de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Mura, explicó a los diputados porteños el presupuesto 2021. Lo presentó la Jefatura de Gobierno en la Legislatura junto a sus accesorios de Ley Tarifaria, reforma al Código Fiscal y autorización para emitir títulos de deuda pública en el mercado local.

El total de gastos y recursos planificado para el año próximo es de $ 612.643.520.015. Eso representa un 40% de incremento nominal respecto del presupuesto 2020. Se pronostica para 2021 una inflación del 29% anual y un crecimiento económico del 5,5%.

Se trata de “un presupuesto de contingencia. Tiene medidas transitorias, producto de acciones del gobierno nacional que buscan afectar gravemente tanto la autonomía como las finanzas de la Ciudad”, afirmó el Ministro ante la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, que preside Claudio Romero, de Vamos Juntos.

Mura calificó de “improvisada, intempestiva e inconsulta” la decisión de Nación de recortar en un 1,18% los recursos que le corresponden a la Ciudad por la coparticipación.

“Para lo que resta de este año, la Ciudad dejará de percibir más de $ 13.000 millones, en tanto que para el 2021 esa pérdida alcanzará los $ 52.000 millones. A un ritmo de $ 150 millones menos por día, desde el 10 de septiembre a la fecha la Ciudad ya perdió casi $ 9.000 millones”, detalló el Ministro.

Tras recordar que la Ciudad solicitó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación una medida cautelar perentoria, Mura previno que que si no se hiciera lugar al amparo y si el Congreso de la Nación aprobara una ley ratificando el polémico recorte de fondos, “el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se verá obligado a adoptar nuevas medidas de ajuste”.

En consecuencia, “nos vimos forzados a implementar un programa de ajuste transitorio, en el marco de este presupuesto de contingencia” -dijo- y, respecto de la reducción de gastos (calculada en más de $ 32.000 millones), “se suspenden, postergan y ralentizan distintas obras de infraestructura” (en subterráneos, erradicación de la cárcel de Devoto y del Mercado de Hacienda, túneles del plan hidráulico, compra de equipamiento policial) “y se revisarán además todos los contratos vigentes”, puntualizó.

También dejarán sin efecto algunos beneficios impositivos: se eliminará la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las LELIQs y a las operaciones de pases y se aplicará el Impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito emitidas en la Ciudad.

MONTOS Y GUARISMOS DEL PROYECTO

En los primeros ocho meses de 2020, el IPC que mide la Ciudad acumula una suba del 16,5%. La producción de bienes disminuyó 21,1% y comercio y servicios bajó 12,2%.

Los ingresos previstos son de $ 587.568 millones (M), que incluyen $ 101.831 M de coparticipación federal.

De los recursos por cobro de impuestos, 61.3% es por Ingresos Brutos; 7,5%, Inmuebles; 6,9%, sellos; 4,3%, vehículos; 18,5%, copart. De los recursos no tributarios ($16.000 M), 50,7%, multas; 27,2% tasas y derechos.

El reparto de la torta de recursos, según la finalidad del gasto, es la siguiente: 51,4% a Servicios Sociales (Salud, Educación, Cultura, Promoción Social, Trabajo); 15,8 % a Seguridad, 12,2% Servicios Económicos (servicios urbanos, transporte, ecología, turismo, comercio e industria; 12,6% a la Administración Gubernamental (incluye los tres poderes, organismos, etc.) y 7,9% pago de deuda pública, intereses y gastos.

En 2021 se prevén fuentes de financiamiento por $ 76.852 M (27.000 M por obtención de préstamos y colocación de deuda en el mercado, 15.000 M en emisión de Letes y 6.123 M en desembolsos de organismos internacionales de crédito para obras en Arroyo Vega, barrios 30 y 31 bis, modernización de subtes, integración urbana de villas 20, Rodrigo Bueno y Fraga).

El rubro de mayor presupuesto es el de Educación, con casi el 20% de asignación de recursos.