Radicales por Argentina juntó a expertos para analizar la pandemia en 2021

Radicales por Argentina, a través del abogado Hernán Najenson, organizó un encuentro virtual sobre cómo encarar el año 2021 en relación a la pandemia. Se basaron en tres pilares fundamentales: La responsabilidad individual, los testeos y la vacuna.

Participaron la médica Marta Cohen, el subsecretario de Planificación Sanitaria y Gestión en red de la Ciudad de Buenos Aires Daniel Ferrante y la auditora general porteña y referente política radical María Raquel Herrero. Además, la convocatoria contó con la presencia del líder de Radicales por Argentina Daniel Angelici.

Ferante detalló la labor realizada en la Ciudad por el equipo del Ministerio de Salud, a cargo de Fernán Quirós. Puso énfasis en los testeos tempranos y en la detección de los contagios en contactos estrechos. “Actualmente nos estamos preparando para el Plan de Vacunación. Nos encontramos a la espera de lo que decida el Gobierno Nacional en relación al tema”, contó.

Por su parte, Cohen recordó que es la tercera experiencia que hay de coronavirus en el mundo, aunque las anteriores no habían sido tan fuertes. “Es fundamental atacar el virus sobre estos tres pilares conjuntamente: La responsabilidad individual, los testeos y la vacuna”, afirmó.

“Las medidas que se tomaron en Argentina fueron apresuradas. Eso hizo que agoten a la sociedad. A esto, hay que agregarle la poca cantidad de test que se realizan. Estoy segura que los números de casos son muchos más”, agregó. También cuestionó la forma de comunicación tanto de las autoridades argentinas como de diferentes líderes del mundo.

La experta resaltó la importancia de la responsabilidad individual. Pidió que se siga usando el barbijo, el cual reduce considerablemente la posibilidad de contagio. “A eso hay que sumarle la distancia de dos metros y la circulación de aire. Esto es indispensable para el control de la pandemia. En muchos lugares del mundo la gente se relajó y se hicieron las cosas mal. Eso nos tiene que servir de ejemplos. Si no evitamos manifestaciones masivas, vacaciones sin distanciamiento, fiestas clandestinas, la segunda ola en Argentina puede ser muy fuerte. Se estaría dando en marzo“, aseguró.

En relación al segundo pilar, Cohen explicó que es fundamental realizar testeos. “Hay que testear bien y mucho, sobretodo a los jóvenes que son los que más salen, menos se cuidan y más se exponen. Muchas veces son los que terminan llevando el virus y contagiando”.

El tercer pilar es la vacunación. “Las vacunas son la gran esperanza pero no es lo único. Hay que tener en claro que se van a necesitar 8 mil vuelos para una primera dosis, y al menos van a tener que aplicarse tres. También hay que contar con una muy buena refrigeración de las mismas”, afirmó.

Además, aseguró que sería muy importante que el gobierno firme un convenio con la Universidad de Oxford.

En relación a la vacuna rusa, comentó que es lógico que aún no esté aprobada para mayores de 60 años porque todavía faltan pruebas para que finalice la etapa 3. En cuanto a la confianza de la gente dijo: “Cualquier vacuna que termine la fase 3 y sea aprobada por la Organización Mundial de la Salud, y en el caso de Argentina por ANMAT, se puede aplicar”.

También aclaró que la inmunidad tanto en la de Oxford como en las demás, va a ser muy grande pero va a ir bajando a medida que pasen los meses. Los estudios que están realizando van a ir dando las respuestas sobre las dosis que habrá que aplicarse cuando se llegue a la fase 4. Por ello, “es muy importante tener en claro que aún vacunados debemos seguir con distanciamiento social, barbijo y los cuidados higiénicos“.

“Debemos tener en cuenta las desigualdades entre las regiones en cuanto a la compra de las dosis de vacunas. En general, las pandemias suceden cada 100 años y duran tres. Hay algunos países que ya han comprado hasta nueve dosis de vacunas por habitantes y otros que no. Con lo cual, la pandemia puede terminar en 2021 para algunos países pero no para todos”, finalizó Cohen.