Ponen marcas en el piso para garantizar distancia en la espera del transporte

Con el objetivo de promover el distanciamiento social en las situaciones de espera, operación y uso del transporte público, la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña intervino más de 500 espacios de espera (paradas de colectivos, paradores de Metrobus y estaciones de subte, entre otros) para alentar el cumplimiento de la medida.

Según detallaron a SECCIÓN CIUDAD, el proyecto “Distanciamiento Social en el uso del Transporte Público” consiste en instalar una serie de gráficas y señales para respetar -y a su vez representar- la distancia mínima preventiva de un metro y medio entre cada persona. También se mostrará el mensaje “mantener distancia al formar la fila” en todos los carteles de predictivo, en los Centros de Trasbordo y en los de la vía pública.

Los diseños se están incorporando en colectivos y subtes, con demarcación horizontal y gráficas verticales -que tienen distintas tipologías según el punto de instalación-. Ya se intervinieron más de 500 lugares de espera y el plan de implementación contempla alcanzar el 100% de las paradas de colectivos de la Ciudad, que son 6.800 aproximadamente, comenzando en una primer etapa por aquellas que más demanda y afluencia de personas tienen: los Centros de Trasbordo de Constitución y Retiro, el Metrobus 9 de Julio, Metrobus Del Bajo, Metrobus San Martín y Metrobus Norte Etapa I y II.

En los paradores del Metrobus y en los Centros de Trasbordo, la distancia social marcada entre cada persona que requiera movilizarse en colectivo, está indicada con huellas pintadas en las baldosas. La distancia mínima preventiva, a modo de referencia, se corresponde con cuatro baldosas. Además, se dispondrán vinilos en paradores de Metrobus, Centros de Trasbordo, refugios y carteles adicionales en los postes de colectivo.