“Para los jóvenes británicos, Malvinas es algo inexistente”

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur Daniel Filmus habló en SECCIÓN CIUDAD RADIO acerca de la soberanía sobre las Islas y el vínculo con los malvineneses. También se metió en la política de la Ciudad.

SECCIÓN CIUDAD RADIO

Miércoles a las 13, por Radio Zónica

¿De qué hablamos cuando discutimos la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas?

Para las leyes argentinas, las Islas Malvinas es parte de Tierra del Fuego. Lograda la soberanía, luego de una discusión bilateral con Reino Unido, puede ser que se encuentren nuevos caminos. Según nuestra Constitución Nacional, la soberanía se debe ejercer respetando el modo de vida de quienes allí viven. Somos un país pluricultural y plurilinguístico. Nosotros tenemos soberanía sobre las islas, solo que no nos permiten ejercerla. Buscamos recuperar dicho ejercicio. La resolución 2065 de Naciones Unidas pide que se sienten las dos partes, algo que sucedió entre 1966 y 1982 con negociaciones avanzadas. Luego quedaron truncas por el conflicto bélico. Naciones Unidas tiene 17 casos para descolonizar, de los cuales diez involucran a Gran Bretaña. El más importante es Malvinas, luego también está Gibraltar.

¿Hay diálogo con el malvinense?

No hay relaciones oficiales porque desconocemos a las autoridades que allí están. Son ilegales e ilegítimas. En las islas hay un gobernador que es elegido por la Reina.

¿Los malvinenses quisieron tomar contacto con ustedes?

Sí, relaciones hay muchas pero no oficiales.

¿Con el gobierno inglés está cerrado el diálogo sobre Malvinas?

Con el Reino Unido hay relaciones culturales, científicas y económicas. Cuando nos sentamos a hablar con ellos, lo primero que planteamos es nuestra voluntad de discutir Malvinas. Obvio que se niegan. Sí surgen algunos puntos constructivos como el reconocimiento de los soldados caídos en las islas. Son diálogos que se dan en lo que se llama “paraguas de soberanía”, donde cada uno respeta la posición del otro pero se puede avanzar en otros temas.

El pueblo londinense no es tan cercano a la cuestión Malvinas como nosotros. De hecho, según encuestas realizadas en el Reino Unido, creen que las islas deberían ser entregadas a la Argentina.

Si vas a Escocia, Gales o Irlanda del Norte, todos sostienen que las Malvinas deben ser argentinas. Especialmente en los jóvenes que no vivieron el conflicto de 1982. Para ellos, las Malvinas es algo inexistente. El británico medio conoce muy poco el tema, y ese mínimo saber es porque hubo una guerra. No tienen conciencia de cuánto les está costando mantener su base militar en las Islas. Es altísimo.

Cambiando de tema, sos un dirigente importante de la Ciudad. ¿Seguís de cerca los temas porteños? Digo estando en un cargo nacional.

Sí, claro. En principio, celebro que Nación y Ciudad estén trabajando juntos en la lucha contra la pandemia. Eso es fundamental. Fuera de este tema, siempre está la preocupación del olvido de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, cada uno en su momento, por los barrios porteños más humildes. Ellos pusieron su atención en las zonas privilegiadas. Dieron la espalda a la salud, la educación y la vivienda.

Varios dirigentes, aún de tu espacio, te tildan de “perdedor” porque nunca saliste primero en una elección. Sin embargo, creo que sos ganador porque como candidato obtenías el mejor resultado de lo que se podía lograr dentro de tu fuerza.

Bueno, un partido elige como candidato al que cree que puede lograr el mejor resultado. Aunque veces no pasa eso y no elijen al mejor. Nuestra fuerza política tiene dificultades para ganar la Ciudad. Las dos veces que fui candidato a jefe de Gobierno, en 2007 y 2011, entramos a ballotage. Después nunca más, pese a que en 2019 Matías Lammens hizo una elección excelente.

Claro, pero hay que recordar que Lammens fue pegado a una boleta presidencial. Tu candidatura siempre estuvo separada siendo vos cabeza de lista.

Sí, pero bueno, para lo que viene hay que escuchar más a los vecinos. Alberto Fernández es un dirigente porteño que conoce muy bien la Ciudad. Por eso, estamos en una excelente oportunidad para hacer buenas alianzas y lograr la mitad más uno de los votos.