Nación y Ciudad trabajan para recibir refugiados ucranianos

El canciller Santiago Cafiero y el secretario General y de Relaciones Internacionales de la Ciudad de Buenos Aires Fernando Straface acordaron trabajar de forma conjunta en acciones de carácter humanitario destinadas a la población ucraniana.

La reunión ocurrió luego de que el gobierno nacional autorizara el ingreso y la permanencia en el país por razones humanitarias de ciudadanos ucranianos por un lapso de tres años. Con la misma lógica de proteger los derechos humanos de las personas en situación de vulnerabilidad, la Cancillería coordinó con el Ministerio de Salud de la Nación exceptuar a los que egresaron de Ucrania en el marco del conflicto bélico de los requisitos de vacunación, testeos y seguro médico y ofrecerles la posibilidad de vacunarse en nuestro país.

García Moritán promueve que los porteños que vivan en el exterior puedan votar para jefe de Gobierno

Asimismo, Cafiero aseguró que el Gobierno Nacional está activando el mecanismo ACNUR -Agencia de la ONU para los refugiados- para establecer un programa específico de ayuda humanitaria.  En este sentido, remarcó la voluntad argentina a “trabajar con los distintos mecanismos internacionales de ayuda humanitaria en el marco de las Naciones Unidas, como ACNUR”.

Por su parte, Straface afirmó: “Desde la Ciudad nos pusimos a disposición del gobierno nacional para colaborar y coordinar medidas conjuntas de ayuda humanitaria y la potencial acogida de los ucranianos que hoy escapan de su país ante las devastadoras consecuencias de la invasión rusa”.

Encuesta: Así está la imagen de los presidenciables para 2023

El Gobierno porteño trabaja hace años con los migrantes y refugiados que llegan a la Ciudad en un programa coordinado con ACNUR. A través del programa BA Migrante, brinda asistencia y herramientas de inclusión y acceso a derechos para la población migrante y refugiada que llega y vive en la Ciudad. El apoyo incluye cursos de idioma español, cursos de educación financiera, acompañamiento para terminalidad escolar, asistencia sanitaria, asesoramiento para trámites de residencia y convalidaciones de títulos, contención y orientación familiar, becas de formación, asistencia en la emergencia, entre otras acciones.

La colectividad ucraniana en Argentina tiene 300.000 miembros. Si bien la enorme mayoría de los refugiados se quedan en Europa, algunos pueden llegar en virtud de los vínculos familiares o sociales que tienen con descendientes de ucranianos en la Argentina.