“La prohibición del lenguaje inclusivo en la Ciudad va a generar resistencia”

La legisladora del Frente de Todos Laura Velasco le respondió a la ministra de Educación porteña Soledad Acuña, quién decidió prohibir el uso del lenguaje inclusivo en todos los niveles de las escuelas porteñas.

“Es una nueva expresión de autoritarismo contra la comunidad educativa. La Ministra quiere llamar la atención para proyectarse electoralmente, para competir con la derecha más rancia y reaccionaria que cuestiona la ESI y la perspectiva de género”, sostuvo Velasco.

La Auditoría porteña denuncia graves problemas en institutos de arte

La resolución establece que los docentes tienen que desarrollar las actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales “en conformidad con las reglas del idioma español”. Argumentan que esto serviría para “no forzar las estructuras lingüísticas del español para que se convierta en el espejo de una ideología”, evitando que “los docentes puedan imponer sus preferencias lingüísticas”.

Según la Legisladora, “el Gobierno de la Ciudad es pionero en la avanzada contra los progresismos. Ninguna jurisdicción del país prohibió el uso del lenguaje inclusivo“.

Una bodega mendocina lanza una línea de vinos en beneficio de una escuela trans porteña

“Es una provocación de Acuña. Desprecia a les docentes. Tienen presupuesto y nunca aplicaron el programa de Educación Sexual Integral en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires”, aseguró Velasco, quien también es educadora, maestra y profesora en Letras, y especialista en ESI.  “Estamos en una sociedad cada vez más plural, donde esta diversidad nos define, nos nutre y nos genera nuevos aprendizajes. Por eso, la prohibición del lenguaje inclusivo va a generar muchísima resistencia y malestar en la comunidad educativa, en particular en los y las adolescentes”, agregó.

El Paseo del Bajo fue escenario de los 10K de AUSA

“Si existen problemas de aprendizaje tienen que ver con la falta de presupuesto y de decisión política para generar una educación de calidad para todos, todas y todes. En este momento sería más importante que la Ministra pueda preocuparse por el recorte de presupuesto de su cartera de más de 12 puntos, de entregar computadoras con el Plan Sarmiento, que discontinuó en la pandemia dificultando las clases virtuales, de la falta de gas en las escuelas con días de bajas temperaturas, de la comida en mal estado de los comedores escolares y de la recurrente falta de vacantes que niega el derecho a la educación a miles de estudiantes en la ciudad más rica del país”, finalizó.