Karina Leguizamón aclara mitos y verdades en el proceso de adopción

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) “El trámite para adoptar un niño mayor de cinco años o un grupo de hermanos es muy rápido”, dice Karina Leguizamón, titular del Consejo de la Niña, Niño y Adolescente porteño, en Sección Ciudad Radio. 

SECCIÓN CIUDAD RADIO

Miércoles a las 12 por Radio Zónica

Para quien no conoce el trabajo que hace el Consejo de Niñas, Niños y Adolescentes, ¿podrías contarnos su tarea?

Nosotros dependemos del Poder Ejecutivo porteño. Actuamos ante la vulneración de una niña, niño o adolescente. Es decir, ante un riesgo por violencia o negligencia de un adulto, intervenimos para buscar una solución. En caso extremo, como un abuso, se lo retira de la familia y se lo aloja en un hogar transitorio. Si ese niño no tiene un vínculo familiar entonces se decreta su adoptabilidad. Todo este proceso lo hacemos acompañados por la Justicia nacional.

¿Cuál es la principal problemática que hoy sufren los niños?

La violencia física, psíquica o abuso. Son la mayoría de los casos. También nos llaman por problemas escolares. La parte linda de nuestro trabajo es cuando damos un niño en adopción. Quienes deseen ser padres se anotan en un registro, reciben un curso y van recibiendo los legajos de los chicos que pueden adoptar. Pueden ser padres heterosexuales, matrimonio igualitario o monoparental.

Si un niño quiere conocer sus derechos o hacer una denuncia. ¿Puede hacerlo?

Sí, deben llamar al 102, es gratuita y funciona las 24 horas. Allí el niño que llame será atendido por un equipo interdisciplinario formado por psicólogos que saben tratar con menores. Por supuesto, también puede comunicarse los adultos por alguna duda o denuncia que tengan.

Cómo nació el Atalaya, un ícono que cumple 80 años

SOBRE EL PROCESO DE ADOPCIÓN EN LA ARGENTINA

¿Porqué es tan lento el proceso de adopción en la Argentina?

Esa lentitud es algo que se cree socialmente para no hacernos cargo de la realidad. Hay un montón de chicos en estado de adoptabilidad. Que haya muchos es algo lamentable porque significa que algo les pasó en la vida para estar en esa condición. Los niños que están para ser adoptados no es que fueron dejados en una cajita en la puerta de una iglesia. Sino que han sido retirados de su familia por algún problema grave. Por lo tanto, no hay bebés en estado de adoptabilidad y eso genera frustración. La mayoría de los futuros padres que están esperando adoptar quieren un bebé. Formar una familia con adopción es acompañar a un niño en su vida y ponerse en situación de padre o madre. Quien desee adoptar un niño mayor a cinco años o un grupo de hermanos, el trámite es rápido.

¿Cuánto es rápido para esa edad de niño?

Unos nueve meses. El tema es que se escucha decir a los padres que están hace siete años anotados y no tienen respuesta. Y claro, cuando ves su postulación es porque están buscando bebés hasta dos años y sin hermanos. No hay bebés así y celebro que no lo haya. Algunos piensan que adoptar es como comprar un perrito y no es así. Es generar un vínculo de amor con un niño para formar una familia. Si eso lo tenés claro, la adopción es rápida.

Se viene el Festival Internacional de Cine Ambiental

También existe el mito de que si adoptás un nene el vínculo es más difícil. Trae costumbres y una educación de su familia de origen, justamente lugar donde lo sacaron.

Como bien decís, son mitos. Por supuesto que estos chicos tienen un pasado lamentable provocado por un adulto, ellos no hicieron nada malo. Tienen una mochila pero te puedo asegurar que con amor eso se va, no queda para toda la vida. Con amor se crean vínculos increíbles como si fuesen hijos propios. El vínculo se construye tal como se hace con amigos o con la pareja. Debe quedar claro que nosotros buscamos papás para estos niños, no niños para los papás.

O sea que con el tiempo el niño adoptado termina siendo un hijo tal como el biológico.

Totalmente. No hay diferencias entre uno y otro.