Grooming: A uno de cada cuatro niños, niñas y adolescentes les piden desnudos por internet

A uno de cada cuatro niños, niñas y adolescentes (NNyA) les solicitan material en contexto de desnudez, alertó Grooming Argentina. Está ONG elaboró un estudio para visibilizar “el grado de vulnerabilidad a la que se ven expuestos los chicos y las chicas en el ecosistema de internet”.

Según la ONG, NNyA de entre 9 y 17 años fueron las principales fuentes de información a través de 5.557 encuestas entregadas en escuelas de gestión pública y privada de distintas partes del país entre enero y noviembre de 2022.

“Estamos frente al delito de mayor gravedad de este siglo en materia digital hacia los niños, niñas y adolescentes“, sostuvo Hernán Navarro, fundador de Grooming Argentina.

La ONG advirtió que “aún es mucho lo que se desconoce sobre el delito de grooming como una modalidad de abuso sexual”. Graficó que uno de cada tres NNyA en la Argentina desconoce qué es este delito.

QUÉ ES EL GROOMING

La organización define al grooming como “el acoso sexual a niños, niñas y adolescentes a través de medios digitales, consistente en acciones desplegadas generalmente por personas adultas, de cara a establecer contacto con fines sexuales”.

El promedio de edad en el cual adquieren su primer teléfono celular, las plataformas de juegos y/o redes sociales más utilizadas por los NNyA, si alguna vez tuvieron algún encuentro virtual con alguien desconocido y quiénes les solicitan contenido íntimo sexual fueron los temas en los que se centraron las encuestas.

A partir de la investigación, se pudo observar que seis de cada diez NNyA tienen su primer celular con acceso a internet a partir de los nueve años y que en promedio pasan conectados seis horas diarias en el entorno digital.

A su vez, en cuanto al uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), ocho de cada diez adolescentes entre 13 y 17 años poseen y frecuentan al menos tres redes sociales con mayor preferencia, y siete de cada diez niños entre 9 y 12 años juegan a juegos en línea.

En estos entornos digitales, seis de cada diez NNyA se relacionan con personas desconocidas, tendiendo los porcentajes más altos de interacción con desconocidos las provincias de Neuquén (79,9%), Jujuy, (73,5%), Santiago del Estero (64,3%), Tucumán (59,4%), Río Negro (59%), San Luis (57,3%), Córdoba (56,3%), Chaco (55,8%), Entre Ríos (50,7%), Mendoza (40,2%), Buenos Aires (37,9%) y Tierra del Fuego (21,6%).

CÓMO INTENTAN ENGAÑAR A LOS NNyA

A través de plataformas de juegos online y redes sociales, los NNyA que hablan con desconocidos tienden a recibir propuestas de “noviazgos” por parte de desconocidos, que frecuentemente se utilizan como estrategias de manipulación para luego hacer pedidos de fotos.

En este sentido, uno de cada tres recibió alguna propuesta de este tipo, principalmente en las plataformas Roblox y Among Us, mientras uno de cada tres víctimas de esta propuesta son niños y adolescentes varones y dos de cada tres, niñas y adolescentes mujeres.

En lo referente a las solicitudes de material de índole sexual, la organización registró que dos de cada tres conversaciones que esta población mantiene con desconocidos son sexualizadas.

“El Gobierno esconde las cifras de femicidios para no hacerse cargo”

En el 69% de los casos los agresores son desconocidos por la víctima, mientras que en un 31% el victimario formaba parte de su círculo íntimo, añade el informe.

La ONG advirtió que muchos NNyA “no se identifiquen como víctimas, sino como participante en un juego” y que incluso cuando el groomer expresa de manera explícita sus intenciones, mantienen silencio “por miedo a posibles consecuencias”.

Frente a esto, Grooming Argentina indicó que la denuncia es la “única herramienta que va a cortar con el abuso” y en este sentido recordó que la ONG desarrolló la primera aplicación de América Latina que permite denunciar un caso de grooming en tiempo real y de forma gratuita, llamada “Gapp”.

El fundador de la ONG advirtió que la pandemia “agudizó de manera notable” el problema y llamó a “doblegar los esfuerzos en pos de construir instancias de prevención y protección en el mundo digital para nuestras infancias y adolescencias, ya que no estamos ante violencias virtuales, sino digitales y reales”.

Todo sobre el Ceibo en la Ciudad de Buenos Aires