“Este verano, Jesús María es ideal para disfrutar al aire libre”

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) El intendente Luis Picat habló en SECCIÓN CIUDAD RADIO sobre cómo se está preparando la ciudad cordobesa para la temporada turística.

SECCIÓN CIUDAD RADIO

Miércoles a las 13, por Radio Zónica

¿Crees que habrá temporada turística este verano en Jesús María?

El Festival Nacional de Doma y Folklore, por el cual es conocida nuestra ciudad, se va a posponer. Por lo que respecta al resto de la ciudad como punto turístico, confiamos que tendremos temporada. De hecho, nos estamos preparando para tal fin. Todo depende de las diferentes aperturas de la cuarentena que se vayan dando. Quien nos visite podrá disfrutar de una vida al aire libre ideal junto a la naturaleza. Contamos con mucha cultura e historia con los museos jesuíticos de más de 500 años.

¿Te preocupa que la apertura al turismo pueda generar casos de COVID-19 en tu ciudad?

La posibilidad siempre está. Pero aprendimos a convivir con el coronavirus. Así que ahora nos toca ser solidarios con el sector turístico, sea hotelero, gastronómico, excursiones, entre otros, que la están pasando muy mal.

¿El turismo representa un porcentaje importante en las arcas de la ciudad?

Nuestro mayor ingreso es por la actividad agroindustrial. El turismo no genera tanto en forma directa como sí indirecta. Lo cual, como te decía, esperamos que se abra el turismo, no solo por los ingresos de Jesús María, sino porque la gente necesita despejarse. Están todos muy cansados psicológicamente de estar encerrados.

No estás de acuerdo como se está llevando el aislamiento entonces.

Cada ciudad del país está atravesando una situación particular. Creo que actualmente los cuidados y la responsabilidad en los protocolos deben ser personales. Soy pro apertura de la cuarentena.

¿Qué medidas debería tomar el Gobierno Nacional en lo inmediato, más allá de la cuarentena?

Se necesita reactivar la actividad económica. Y para eso deben darse tres patas de sector privado, obra pública y empleo. Las empresas privadas debe poder acceder a créditos para dinamizar el comercio. La obra pública es impoartante para generar trabajo. Por último, hay que terminar con las dádivas y subsidios. Recuerdo que, luego de la crisis de 2001, el entonces Presidente Eduardo Duhalde implementó el plan Jefes y Jefas de Hogar. Se trataba de una ayuda en dinero pero a cambio de una contraprestación laboral.