Cómo es el “aporte solidario” que busca pedir el Frente de Todos porteño a empresas

Ante la pandemia del coronavirus, el legislador porteño del Frente de Todos Santiago Roberto presentó un proyecto, en coautoría con Matías Barroetaveña y acompañado por Manuel Socías, para que el Gobierno de la Ciudad cobre por única vez un impuesto del 1% a las empresas y/o personas que hayan pagado o tuvieron que pagar en 2019 Ingresos Brutos por un monto igual o superior a 30 millones de pesos, que será destinado al financiamiento del sistema de salud y a las medidas tomadas en el marco de la emergencia económica y social.

Roberto subrayó que quienes paguen este impuesto serán los “principales bancos y operadores del sistema financiero, aseguradoras, plataformas digitales y operadores de centros de juegos de azar, entre otros”.

Para garantizar la transparencia en su implementación, Roberto consideró central que “sea la Auditoría General de la Ciudad, el órgano encargado de controlar la percepción y aplicación de los recursos generados por esta contribución solidaria, elabore un informe mensual a la Legislatura”.

El Diputado porteño aseguró: “El 50% de lo recaudado por este impuesto será destinado al equipamiento del Sistema de Salud, mientras la otra mitad irá al abastecimiento de los comedores escolares y merenderos de los barrios más humildes y para la asistencia de las pequeñas empresas y comercios perjudicados por la caída de la actividad económica”.

“En 2019, el Banco Central informó que los bancos tuvieron ganancias por 420 mil millones de pesos, en buena parte fue producto de las operaciones con Leliq y otros instrumentos financieros similares realizados en la City porteña, es por eso que quienes más ganaron hagan su aporte solidario a los vecinos de la ciudad“, concluyó Roberto.