Ciudad: Piden que oficinas públicas cuenten con un escalón para personas de talla baja

El legislador porteño de Vamos Juntos Facundo Del Gaiso presentó un proyecto para que las oficinas del Estado cuenten con un escalón universal para favorecer la correcta comunicación entre los empleados y las personas de talla baja.

De esta manera, la iniciativa en cuestión plantea que el escalón universal deberá ser una plataforma con, al menos, tres peldaños. Deberán estar instalados en “las oficinas de cualquiera de los poderes, órganos de control, organismos centralizados, descentralizados, entes autárquicos, organismos de seguridad social, empresas y sociedades del Estado, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria, sociedades de economía mixta y todos aquellos organismos donde la Ciudad tenga participación en el capital o en su dirección que cuenten con atención al público y que las características del mobiliario impidan la correcta comunicación entre empleado y persona de talla baja”.

El texto también sostiene que las oficinas deben contar con señalética que indique que la oficina cuenta con ese elemento.

La Ciudad da detalles sobre la nueva Línea F

En los fundamentos de la iniciativa, el Diputado porteño afirmó que “la ausencia de un escalón para los mostradores de edificios públicos atenta contra la igualdad de las personas de talla baja. Dificulta el diálogo con las personas que brinda la atención”. Indicó que “se define a una persona de talla baja cuando presenta algún tipo de condición que causa baja estatura, habiendo más de 200 tipos. Los más comunes son acondroplasia, hipocondroplasia, displasia diastrófica y la deficiencia de la hormona del crecimiento. También se suele considerar de talla baja a una persona cuando, siendo hombre mide menos de 1,50 metros y siendo mujer menos de 1,40 metros. Esto los coloca debajo de tres desviaciones estándar de la media poblacional, es decir, con una prevalencia de alrededor de 2,1%”.

“En el mundo alrededor de 650 mil personas son de talla baja, es decir, aproximadamente 1 de cada 10.000 personas. Siguiendo estos números, podemos decir que en Argentina habría alrededor de 5 mil personas con esta condición”, agregó.

La Ciudad firma convenio para accionar contra el trabajo en negro en recitales y boliches

Sobre esa misma línea, Del Gaiso recordó que “en algunos países de América Latina, como México, se han aprobado normas con este mismo objetivo para mitigar esta desigualdad. Con la disposición de que se cuente con un escalón universal en los mostradores de atención pública” y  concluyó señalando que “es por lo antes mencionado que creemos necesaria la incorporación del escalón universal en todos los mostradores de los edificios públicos. Nos referimos por escalón universal a una plataforma compuesta por peldaños, de una medida que no superen los 10,50 centímetros. Se debe procurar su altura permita la correcta visualización entre el empleado y la persona de talla baja, para que puedan estar al mismo nivel”.