“Cerramos, no podemos seguir acumulando pérdidas”

Por ALDANA GENINI

“La crisis que nos afecta se ha llevado por delante a muchos. Nosotros pudimos resistir en absoluta soledad y silencio hasta hoy. Sabemos y entendemos que la cultura no es prioridad para quienes pueden auxiliar. También sabemos que no somos los únicos ni los primeros. Pero llegó un momento en que no podemos seguir acumulando pérdidas”. Así comienza el comunicado difundido en Facebook por el Centro Cultural Freire, ubicado en Freire 1090 del barrio de Colegiales.

El anuncio cosechó decenas de comentarios en redes y el público se conmovió ante la penosa noticia. Para el centro cultural, que ya contaba con tres años de existencia, “la situación fue desoladora. Los dueños del espacio tampoco ayudaron. No congelaron el alquiler ni se adaptaron a flexibilizar los cobros de los servicios y encima querían aumentar”, cuenta Fernanda Provenzano, Iván Mazzieri, Nicolás Manasseri y Renzo Morelli, impulsores del espacio.

Por su parte, el Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos lamentó el difícil momento que vive el sector de la Cultura independiente por la pandemia. “La situación actual pone en evidencia la precariedad y vulnerabilidad históricas a la que estamos expuestos desde hace muchos años como sector”, dijeron. Si bien desde el Ministerio de Cultura de la Nación y Ciudad se promocionó el Fondo Desarrollar, de carácter federal  y que ya logró beneficiar a 341 de los 1834 espacios culturales independientes registrados, muchos quedan afuera.

CENTROS CULTURALES EN FRÁGIL SITUACIÓN

El Centro Cultural Freire es el quinto espacio porteño que no sobrevive a la pandemia. Lo acompañan el Espacio 33, Casa Indómita, Ambigu y La Gran Jaime. En este contexto, muchas personas se volcaron a los movimientos artísticos para sobrellevar el aislamiento. Los centros culturales demuestran ser espacios esenciales para la construcción conjunta de una cultura que crea nuevos sentidos y oportunidades. Su supervivencia es clave para regenerar nuestros lazos, durante y luego de la pandemia.