Nuevos actores en la AFA, pero las mismas maniobras. El sinfín de la improvisación.

Por HÉCTOR COSTA, abogado

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) rompió el contrato de derechos televisivos que vinculaban a Fox Sports, adquirido por Disney por la fusión con ESPN, convocando a una reunión de Comité Ejecutivo en tanto. River, junto a Boca y Talleres, fue uno de los clubes que no participó de la votación, lo cual provocó que el líder más cercano a Chiqui Tapia colaborara con Rodolfo D’Onofrio y Jorge Amor Ameal, mandamás de Boca. El descontento con la postura contraria, sin más, invitaría a reflexionar sobre una realidad del fútbol: los malos manejos, las maniobras contrarias a la ética, y la eternamente manifestada división entre partes. Al término de ello, aparecieron carteles acusando a los presidentes de dos grandes clubes de Argentina describiéndolos como si fueran dos bribones que quieren ganar dinero con la televisión.

En cualquier caso, la Asociación de Fútbol Americano notificó a Fox Sports que rescindió unilateralmente el contrato que los unía para la transmisión televisiva de fútbol de alta calidad. En ese orden, comunicaría a TNT Sports la autorización al ofrecimiento del 50% de las acciones pertenecientes a su actual exsocio. En este caso, todo apunta a que TNT Sports retransmitirá en exclusiva los partidos de la Pro-League Cup: se trata de un paso que sirve como pantalla de respaldo para el fútbol nacional antes de que aterrice la televisora ​​pública. Este es el deseo del Gobierno Nacional para realizarse desde principios de 2021. A partir de ahora comenzará la larga travesía judicial entre AFA y Disney-Fox, empresa norteamericana que entiende vulnerados sus derechos.

Surtiría interés en tanto simbolismo clave de la presente situación la apreciación de Alejandro Fantino, sosteniendo: “Estimado espectador: Si usted es el director de un club de fútbol de primera división de Argentina, por favor mantenga a su familia y amigos alejados de la televisión. Muchas gracias”, a lo cual se puede agregar que la discusión del plan se centró en la decisión de la AFA de romper unilateralmente lazos con Fox Sports en los últimos días, que es uno de los dos licenciatarios de los derechos audiovisuales de la primera división de fútbol. Sin el apoyo de River, Boca y Estudiantes, la decisión tomada entre bastidores no ha sido notificada formalmente a la empresa de que ésta rescindirá el contrato firmado antes de 2027.

En este sentido, Disney, la compañía que se hizo cargo del programa Fox Sports después de fusionarse con ESPN nunca recibió una carta de intención de AFA y LFP. Así, si la información es cierta, se iniciará una demanda por incumplimiento de contrato. Debido a las diversas máximas del derrumbe del fútbol argentino, ninguna otra empresa matriz del licenciatario ha aprobado una oferta superior.

El contrato firmado con Fox Sports y Turner es válido y debe cumplirse. En tanto, Boca y River impugnan dicha decisión, ocurriendo lo propio con Estudiantes. Desde el pasado viernes, el fútbol argentino tiene otro tema central: ¿qué empresa retransmitirá los próximos partidos de la liga profesional de fútbol? Este argumento surge a consecuencia de que 20 de los 24 equipos de primera votaron por el cambio antes de que se dibujara el nuevo equipo, pese a que los dos equipos más grandes, Boca y River, se opusieron.

Cristian D’Amico, vicepresidente de Newell’s, expresaría en Zapping Sport su sorpresa a causa de la realidad de las dos empresas más grandes. Así, manifestó: “Votamos para cambiar 20 equipos para transferir el poder a Turner. La propuesta de Turner es mejor que la nuestra. Y hoy, cuando el club necesita equilibrar los ingresos que no tenemos, cuando estamos acostumbrados a jugar en pista completa, hemos optado por este cambio favorable. El dinero es prácticamente el doble y la propuesta es muy buena, más sabiendo que habían seguido pagando el dinero de cada mes aunque no haya habido actividad”.

Del mismo modo, el presidente de Lanús, Nicolás Russo, dijo: “Quieren profundizar sus diferencias con otros clubes. Creemos que debemos cobrar más dinero de la televisión de lo que hemos recibido hasta ahora”. River y Boca emitieron un comunicado conjunto expresando su descontento de que todo el proceso conduzca a cambios en la titularidad del contrato de derechos de autor de la TV. D’Amico caminó en una encrucijada: “El incidente de Boca y River me sorprendió porque lo sabían todo, hasta D’Onofrio”. Otra cadena hizo su propuesta. “El contrato entre AFA, Fox y Turner comenzó luego de la finalización de Fútbol Para Todos en 2017. Ahora, Turner tiene la prioridad de obtener el 50% de la propiedad.

La AFA le rescindió el contrato como hizo en infinidad de veces de manera desordenada, la cual la coloca como una de las instituciones de mayor desorden dentro del suelo americano a la luz de la modernidad. Allí, imperan las desorganizaciones sin un plan a corto, mediano o largo plazo. El torneo argentino de futbol esta en plena decadencia y sus dirigentes, tal como manifestó el propio Gallardo lejos están de accionar coherentemente en la organización del futbol en todos sus aspectos. Es evidente, sin más cuestiones, que la Asociación del Fútbol Argentino, la máxima institución del balompié local, lejos de accionar con coherencia, ética y una perspectiva a futuro, se concentra en el resultado inmediato, no teniéndose una visión futura, premiándose a los resultados instantáneos y descuidando los modos, impidiendo la posibilidad de constituir lazos serios que fomenten la unión de los clubes y la consagración de contratos a futuro. Lamentablemente si queremos recuperar esa mística que se construye de abajo hacia arriba se necesita que la AFA ponga el primer ladrillo que seria tener un plan.