Martes, 7 de Mayo de 2019

Un paso adelante en la lucha contra el narcotráfico

Por: GERARDO MILMAN

La lucha sin cuartel contra el narcotráfico que el Ministerio de Seguridad está llevando adelante desde el 10 de diciembre de 2015 necesitaba potenciar el trabajo conjunto de la Nación y las provincias. Por eso, impulsamos desde 2017 la ley de Desfederalización del Delito de Narcomenudeo, que permitirá un mayor involucramiento de los jueces y fiscales provinciales en la investigación de las infracciones a la Ley de Estupefacientes (N° 23.737). Su reciente aprobación en Congreso de la Nación es un gran paso adelante para todos los argentinos.

 

Aquello que veníamos haciendo primariamente a nivel federal; ahora, gracias a esta ley, permitirá que la Justicia Federal y las fuerzas federales de seguridad se concentren en las grandes estructuras y organizaciones criminales partiendo de la “punta del ovillo” que suele estar en los puestos de venta territoriales.

 

La ley aprobada, permite un mayor involucramiento de las provincias, lo que sin dudas ayudará a poder descubrir e investigar más.La desfederalización es un salto cualitativo en la política contra la narcocriminalidad que venimos impulsando.

 

Este es un paso más en la profundización de una estrategia de lucha contra el narcotráfico que focaliza sobre el narcomenudeo sin descuidar el costado mayorista de este negocio criminal. De ahora en más, las investigaciones sobre narcotráfico y narcomenudeo se articularán en cada provincia de modo tal que se termine con la conformación de compartimientos estancos que las acaban desactivando.

 

El Ministerio de Seguridad de la Nación al impulsar esta norma no ha hecho más que ponerse al frente para brindar una solución integral a un problema que preocupa a todos. Hacía falta mayor coordinación tanto en el terreno operativo como en el de la investigación. Esta ley garantiza que la lucha que estamos dando se potencie en cada provincia. Así es como este Gobierno entiende al federalismo: no como una intromisión centralista sino como el trabajo conjunto en colaboración.

 

Esta ley se inscribe en un contexto más amplio de acciones con profundo sentido federal que venimos realizando teniendo al Consejo de Seguridad Interior como interlocutor principal para el intercambio de ideas y proyectos con todas las provincias.

 

Nos hemos propuesto arrancar a los narcos del territorio y defender a los argentinos de la violencia y la inseguridad que la droga genera. Las cifras récord de incautaciones, la cantidad de detenidos por infracción a la ley de estupefacientes y los cotidianos procedimientos que llevamos adelante con éxito, muestran a las claras nuestra firme decisión.

 

Este norte que nos hemos trazado es absolutamente inclusivo desde la perspectiva federal. Nadie merece quedar afuera, todos debemos aportar lo nuestro para afrontar este desafío común.

 

Avanzar, integrar y cooperar son verbos que nos identifican. Gracias a esta ley toda investigación podrá ser continuada más allá de la posibilidad de multiplicar el derribo de bunkers en todo el país.

 

Nuestra ley establece que sin perjuicio de la opción de desfederalización, la Justicia Federal podrá abocarse a una causa cuando existiera identidad de persona y de hecho, considerando para ello la relevancia de la causa. La norma crea, además, una mesa de intercambio de información y de criterios de política criminal integrada por jueces federales, representantes del Ministerio Público Fiscal de la Nación, los fiscales provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y/o de los jueces provinciales que tengan a su cargo las investigaciones por infracción a la Ley N° 23.737 y por los representantes de la Procuraduría de Narcocriminalidad.

 

Era hora de que Nación y Provincia se pusieran en sintonía.Siempre lo quisimos y lo hemos logrado. El Congreso de la Nación ha demostrado estar a la altura de las circunstancias.

 

GERARDO MILMAN   Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación

#286