Viernes, 17 de Abril de 2009

"Todos los días avanzamos un poquito"

Por: GERARDO INGARAMO

    

     ENTREVISTA EXCLUSIVA. Gerardo Ingaramo se recibió de abogado en 1989. Desde ese momento desarrolló su carrera profesional en el ámbito privado. Dieciséis años después estableció su propio estudio de abogados y su primer acercamiento a la arena política se dio a partir de su asesoramiento a la fundación de Juan Carlos Blumberg. En 2007, cuando se decidía quién sería el nuevo jefe de Gobierno, este santafecino de 43 años recaló en las huestes del partido de Mauricio Macri, siendo nominado séptimo en la lista de candidatos para legisladores de la Ciudad. Ya con más de un año de actividad en la legislatura, el diputado relata a Sección Política cuáles son sus impresiones sobre esta nueva experiencia y ahonda en los proyectos e ideas en los que ha participado.

-Pasaron más de 12 meses desde que ingresó a la Legislatura, destaque uno de sus proyectos presentados.

-Una iniciativa que vale la pena mencionar es nuestra propuesta para utilizar el Tablero Legislativo. Concebimos el uso del tablero como una herramienta de trabajo de coordinación interna y de transparencia, que sirve para comunicar los proyectos en los que trabaja un legislador. En diciembre de 2008 hicimos la presentación de esta herramienta que sirve para maximizar los objetivos estratégicos del despacho. Es un instrumento que le permite a uno mejorar en la coordinación, a partir de poder cuantificar los reclamos que cada legislador atendió y medir el grado de eficacia que se obtuvo en relación a resolver los problemas concretos que plantean los ciudadanos. Sin dudas, es algo innovador.

-Recientemente usted organizó una reunión a raíz de un acuerdo marco entre la ciudad de Buenos Aires y San Pablo sobre la defensa de los derechos del consumidor, ¿podría decirnos que objetivos tiene esta iniciativa?

-Creo que es imprescindible coordinar la defensa del consumidor en la región. Con Gladys González, subsecretaría de Atención Ciudadana, y el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta invitamos a Roberto Pfeiffer, director ejecutivo de la Agencia de Protección al Consumidor de San Pablo (Procon), quien habló del tratamiento de los posibles conflictos que puedan tener los turistas a la hora de consumir. Esta es una de las temáticas en la cual la Ciudad debe avanzar. Asimismo, posiblemente en Buenos Aires durante mayo generemos un seminario con Pfeiffer en el cual se plantee una mesa de trabajo que genere ideas y vínculos que nos permitan consultarnos y coordinar políticas. Es valioso conocer las herramientas que ellos utilizan para responder a la demanda positiva de la gente. Por eso, la idea es trabajar en estrategias públicas en materia de consumo, una cuestión muy importante dentro de la tarea legislativa.

-Usted fue el creador de la Ley de Plazos de Entrega, ¿qué lo ha impulsado a profundizar en estos temas?

-Es una obligación del Estado y de las empresas el tratar de ser transparentes y de cuidar al consumidor. En la Argentina hay todavía una brecha considerable porque muchos ciudadanos desconocen sus derechos como consumidores. Dentro de los roles del Estado y de las empresas la educación al consumo es vital. Entiendo a la política de consumo como una política transversal, tremendamente democrática porque consume tanto el señor que está en el segmento del cinco por ciento de mayores ingresos de la sociedad como los ciudadanos que están bajo la línea de pobreza. Todos tienen el mismo derecho y los que están más informados son los que tiene más posibilidades de hacerlos valer. Por eso bien vale destacar la Ley de Plazos de Entrega. Ella establece que la entrega del producto deberá hacerse dentro de los 15 días de celebrado el contrato. En caso de pasar ese tiempo, habrá un resarcimiento en concepto de daño directo a favor del consumidor del equivalente al 1 % diario por cada día de retraso hasta llegar a 5.300 pesos, que es el importe máximo en daño directo vía instancia administrativa. Es un incentivo para que las empresas que son cumplidoras traten de diferenciarse de aquellas que no son leales con sus clientes.

-Por último, ¿qué balance hace de la gestión de Mauricio Macri hasta el momento?

- En lo personal, una experiencia muy importante que me permite comprobar que desde la política se pueden hacer cosas muy interesantes que sirvan para mejorar la calidad de vida de la gente. Ese es el desafío. El proyecto de Macri es interesante para la gente porque tiene una mirada desde la gestión, del hacer cosas para solucionar problemas concretos, de ocuparse así todos los días avanzamos un poquito. Transcurrido mayor cantidad de tiempo uno podrá mirar atrás y ver todos los logros y cambios. Esa es la filosofía fundamental. Es importante también que los jóvenes se involucren en la política. Hay que despertar nuevamente una mística para que los jóvenes se enamoren de la política, luchen por sus pasiones, tengan ideas y las puedan debatir. La manifestación tras la muerte de Alfonsín nos mostró que había muchos jóvenes participando de un evento histórico. Eso es fundamental mejorar la dirigencia y ampliar la base de participación en política.
 

#999