Se inauguró la Plaza Belgrano, debajo del Viaducto Mitre

Jueves, 11 de Julio de 2019 - 09:25 hs

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta participó de la apertura al tránsito de la calle Virrey del Pino e inauguró la Plaza Belgrano en el marco del Viaducto Mitre, que se inauguró el pasado 10 de mayo y permite que más de 650.000 personas ahorren hasta unos 20 minutos de viaje diarios.

 

Según detallaron a SECCIÓN CIUDAD, la obra de la Plaza Belgrano, un nuevo espacio público y verde de 2.400 metros cuadrados, fue posible gracias a la construcción del viaducto, que generó un sector despejado por la elevación de las vías.

  

El Jefe de Gobierno porteño indicó que "la nueva plaza mejora mucho todo el entorno", y agregó: "La obra del Viaducto Mitre además de ser buena porque mejora la frecuencia del tren y saca las barreras también nos da la posibilidad de ganar estos espacios".

 

 

En esa línea remarcó la importancia de la nueva plaza ya que "todos los terrenos que están al lado de las vías en la Ciudad son terrenos degradados, inseguros y oscuros, y ahora acá tenemos un espacio verde con juegos para chicos y bicisendas". 

 

De la actividad también participó el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli: el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, y el secretario de Transporte, Juan José Mendez.

 

Mirá también

Macri: "En 100 años se habían hecho cuatro pasos bajo nivel, nosotros hicimos 24"

 

Por su parte, Moccia dijo que "esto forma parte del objetivo de agregar 110 hectáreas verdes en la Ciudad en estos cuatro años de gestión. Estamos muy contentos porque ésta era una zona muy degradada y ahora hay un espacio público de calidad".

 

Para la nueva plaza, que dispone de juegos infantiles, postas aeróbicas y bicisendas, se realizó una intervención sobre un área de 5.300 metros cuadrados. También incorporó nueva vegetación y cuenta con sectores de uso deportivo y rampas de accesibilidad.

 

El Viaducto Mitre es una obra de ingeniería que elevó las vías del ferrocarril a lo largo de 3,9 kilómetros, evitando los peligrosos cruces a nivel, abriendo nuevas calles para mejorar la fluidez del tránsito, y contribuyendo al cuidado del ambiente, ya que los automóviles circulan de una manera más rápida y generan una menor emisión de gases contaminantes.   

 

Image and video hosting by TinyPic

 

En el marco de los trabajos se construyeron las estaciones elevadas Belgrano C y Lisandro de la Torre (ésta última todavía en obra).

 

Con un moderno diseño de acero y hormigón, la estación Belgrano C cuenta con un andén de 220 metros de largo y es 100% accesible para personas con movilidad reducida gracias a escaleras mecánicas y ascensores. El revestimiento es de vidrio templado en los laterales, mientras que el techo -que cubre completamente cada andén- cuenta con tres capas compuestas por chapa microperforada, goma espuma aislante y chapa común. De esta forma, los usuarios pueden aguardar el tren protegidos ante las inclemencias del clima. 

 

Mirá también

La Policía de la Ciudad donó ropa incautada en operativos

 

En tanto, la estación Lisandro de la Torre estará elevada a 9,5 metros, con una ubicación que se verá levemente desplazada de su emplazamiento anterior para permitir el paso por debajo del nuevo trazado de la calle Olleros. Tendrá una cubierta liviana abovedada sobre los andenes, similar a la del Metrobus, y el acceso será 100% accesible a través de ascensores, escaleras mecánicas y pedestres. 

 

Por su parte, en la zona de Barrancas de Belgrano se construirá un Centro de Transbordo para mejorar y facilitar la conexión de las distintas líneas de colectivos con el servicio del tren. 

 

Por otro lado, ya se eliminaron siete barreras (La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe) de las ocho totales (solo falta quitar la de Olleros). Al mismo tiempo, además de las ya habilitadas Echeverría, Roosevelt y Virrey del Pino, resta por abrir la última calle: José Hernández. 

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Asimismo, la elevación de las vías permitió sumar más de 88.000 metros cuadrados de espacio público y verde debajo del viaducto, en donde se ofrecen diferentes propuestas a lo largo de toda la traza, desde nuevos corredores peatonales, circuitos aeróbicos y bicisendas, hasta locales gastronómicos, de servicios y actividades culturales. 

 

Para el uso de estos espacios, el Gobierno de la Ciudad organiza reuniones con vecinos, que comenzaron en abril y se dividen en tres turnos. De ellas participan vecinos, técnicos y funcionarios que analizan tramo a tramo las posibilidades de los bajo viaductos. 

 

En torno a esto, la Ciudad ya recibió más de 76.000 mails de personas interesadas, de las cuales ya participaron 1.400 en más de 12 encuentros. Además, se analizaron 538 propuestas, distribuidas de la siguiente manera: 31% seguridad, 30.5% espacios verdes, 28% servicios y 10.5% actividades.

#887