Porqué a los perros no les gusta que los abracen

Martes, 17 de Octubre de 2017 - 09:54 hs

Queremos tanto a nuestros perros que a veces queremos abrazarlos como haríamos con cualquier amigo o familiar, sin embargo, para ellos esto no es tan agradable como vos crees. Mientras que para nosotros es un gesto de amor, para los perros es un gesto que les bloquea y que les provoca estrés.

 

Seguro que alguna vez has notado que tu peludo ha intentado huir o ha girado la cabeza cuando has ido a darle un abrazo, ¿en ese momento te has preguntado por qué a mi perro no le gusta que lo abrace? Acá te vamos a dar las claves para que conozcas un poco mejor el comportamiento animal y te aconsejamos cómo abrazarlo sin que se sienta agobiado.

 

Al no poder comunicarse verbalmente, los perros utilizan las señales de apaciguamiento, posturas corporales que les ayudan a expresarse ante otros perros, pero que nosotros como propietarios también debemos ser capaces de interpretar.

 

Cuando abrazás a un perro este puede mostrar dos o más señales como bajar las orejas, no mirarte, gruñir, mostrarte los dientes, relamerce el hocico o intentar escapar. Cuando hacen cualquiera de estas cosas te están diciendo, a su manera, que no le gusta que me abraces. El problema es que, a veces, podés llegar a insistir tanto que lleguen morderte, por esa razón es mejor respetar su espacio.

 

El psicólogo Stanley Coren publicó un artículo en la revista Psychology Today llamado The Data Says "Don't Hug the Dog!" afirmando que efectivamente, los perros no disfrutan cuando los abrazás. De hecho, presentó una serie de 250 fotografías aleatorias de personas abrazando a sus peludos y en el 82% de ellas los perros mostraban alguna de las señales de apaciguamento que detallamos anteriormente.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Coren explicó que estos animales tienen una capacidad reacción y funcionamiento muy rápidos, y que necesitan poder escapar corriendo cuando se sienten en peligro u acorralados. Esto quiere decir que cuando los abrazás, ellos se sienten bloqueados y retenidos, no tienen esa capacidad de poder escapar en caso de que ocurra algo. Por eso, si su primera reacción es correr y no pueden hacerlo, es normal que algunos perros intenten morder para liberarse.

 

Darle cariño a tu perro es lo mejor que podés hacer para reforzar el vínculo, pero hacerlo de manera que no le cause miedo, estrés o ansiedad es una de las cinco libertades del bienestar animal.

 

Siempre puedas acaricialo para que se relaje, cepillale el pelo o jugá con él para demostrarle tu amor, pero también hay una manera de abrazarlo que intepretará como una retención. Seguí los siguientes puntos para dejar de preguntarte constantemente ¿por qué a mi perro no le gusta que lo abrace?

 

-Acércate a él con calma y haciendo movimientos suaves para que no se ponga alerta.
-Dejá que vea cómo te acercás para que no se asuste.
-Permití que olfatee tu mano, con las palmas abiertas.
-Sentatte a su lado tranquilamente.
-Practicá la manipulación en distintas partes del cuerpo, siempre de forma progresiva y ayudándote con premios si hace falta, para que asocie las manos con algo positivo.
-Pasá con suavidad el brazo por encima de su lomo y acaríciale. También podés rascarle calmadamente, sin apretarle.

#489