Parte de la Quinta de Olivos ahora es un parque abierto al público

El Presidente Mauricio Macri inauguró este espacio verde de 14.500 metros cuadrados con árboles y vegetación autóctona.

Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - 09:13 hs

El Presidente Mauricio Macri inauguró hoy el Paseo de la República, la obra que transformó un sector de los jardines de la Residencia de Olivos en un espacio abierto al público, y puntualizó que esa iniciativa "es parte del cambio cultural que hemos emprendido en la Argentina hace dos años y que tiene que ver con una política cerca de la gente".

 

"Es una política que se basa en la transparencia, en la verdad, en el trabajo en equipo", remarcó el Jefe de Estado, que estuvo acompañado por la primera dama, Juliana Awada; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

 

A partir de ahora, los visitantes podrán realizar un recorrido institucional con seis estaciones temáticas sobre la historia del Estado argentino: la Constitución, el Escudo, el Himno, la Bandera, el Sol de Mayo y el Territorio Nacional.

 

Las visitas programadas podrán desarrollarse de martes a domingo, de 10 a 18 en verano y de 10 a 17 durante el invierno. El paseo permanecerá cerrado los días de lluvia y los lunes, jornada que se utilizará para su mantenimiento. 

 

Subrayó que "esta posibilidad de compartir el espacio va en línea con estar juntos, desde donde vamos a construir esa Argentina que soñamos, no unos y otros de un lado y otro del muro, sino todos juntos trabajando".

 

 

Parte de los muros perimetrales que dan a la avenida Maipú, construidos en 1973, fueron reemplazados por rejas para conformar el denominado Paseo de la República, un espacio verde de 14.500 metros cuadrados con arboledas y vegetación autóctona.

 

Se trata de un parque sustentable, con iluminación de bajo consumo y un sistema que capta el agua de lluvia y la usa para el riego del mismo. 

 

Los trabajos se desarrollaron teniendo en cuenta la seguridad por cuanto en el lugar vive el Mandatario y su familia y, además, lo harán en el futuro otros presidentes de la Nación.

 

El predio perteneció a Miguel de Azcuénaga, vocal de la Primera Junta de 1810; lo terminó heredando su bisnieto Carlos Villate Olaguer Feliú, quien en 1913 lo cedió para ser usado como residencia presidencial, donación aceptada por Hipólito Yrigoyen recién en 1919.

 

Las obras se inscriben en las refacciones que el Gobierno está efectuando en la Casa Rosada, y que permitieron la reposición de las visitas guiadas, como también en la integración con el futuro Paseo del Bajo, que incluye la reapertura de la Plaza Colón.

#585