Moyano prepara un acto contra el FMI

Lunes, 14 de Mayo de 2018 - 07:33 hs

El sindicalismo opositor prepara para el 25 de mayo el primer acto de protesta por el acercamiento del Gobierno al Fondo Monetario Internacional (FMI) con la participación de partidos políticos, organizaciones sociales, agrupaciones empresarias y entidades de la sociedad civil. La convocatoria, que según dice Ámbito Financiero, esta semana definirá si se hará en un estadio de fútbol o en un espacio público y que tendrá como consigna "La patria está en peligro", es la próxima gran apuesta de Hugo Moyano y sus aliados para aglutinar todo el espectro que no comulga con la administración de Cambiemos. 

 

El núcleo de la iniciativa es el mismo de la Multisectorial 21-F que contribuyó al acto liderado por el camionero en febrero último en la avenida 9 de Julio. Lo integran, además de los gremios de la CGT que responden a Moyano, las dos CTA, de Hugo Yasky y Pablo Micheli; la Asociación Bancaria, de Sergio Palazzo, y otras organizaciones de la Corriente Federal; sindicatos docentes y agrupaciones sociales. Desde hoy habrá reuniones de la "comisión de enlace" para definir aspectos organizativos de la convocatoria. 

 

Pero el objetivo central de esos dirigentes será sumar a otros espacios para convertir el acto en una protesta a gran escala de todo el arco opositor. "Va a ser una gran movilización con banderas argentinas y la participación de uno o dos artistas de renombre. Habrá un documento para sintetizar la posición de un amplio arco político, social, sindical, empresario y de derechos humanos sobre la necesidad de evitar una vez más el mismo recetario decadente del Fondo que nos llevó a fracasar en situaciones similares a esta", dijo Yasky. 

 

La iniciativa estaba en planes desde hacía varias semanas y la Multisectorial 21-F tenía previsto llevarla a cabo como continuidad de su plan de protestas contra el Gobierno por el tarifazo y los proyectos de reforma laboral enviados. Incluso los aliados más cercanos al camionero la imaginaban como un posible trampolín para la postulación de Pablo Moyano a la secretaría general de la CGT para agosto, en el congreso de renovación de autoridades de la central obrera. 

 

Sin embargo, la precipitación de la crisis y la corrida cambiaria, así como la decisión de Mauricio Macri de acudir al FMI para obtener un préstamo "stand by", con la posibilidad cierta de inclusión de las condicionalidades habituales de ajuste que pauta el organismo, terminó por virar la manifestación hacia ese objetivo. 

 

Aunque los contactos con otros sectores son incipientes todo indica que habrá adhesiones de la mayoría de los espacios a sondear. Pablo Moyano y Omar Plaini irán hacia el PJ bonaerense, en donde ocupan cargos ejecutivos y con cuya dirigencia tienen contacto fluido (en particular intendentes como Verónica Magario, de La Matanza, Gustavo Menéndez, de Merlo o Fernando Gray, de Esteban Echeverría), y Yasky apuntará al kirchnerismo y a organizaciones sociales de su CTA. 

 

También serán invitados dirigentes radicales distanciados de Cambiemos como Ricardo Alfonsín, así como sectores del socialismo y partidos de izquierda; organizaciones de base, las multisectoriales montadas contra el tarifazo, entidades de pequeñas y medianas empresas, organismos de derechos humanos y credos religiosos; dirigentes estudiantiles y universitarios, y cualquier otro espacio "marginado por la convocatoria de Macri a la quinta de Olivos", explicó Yasky sobre el encuentro de la semana pasada del viernes con líderes empresarios. 

#368