"Mis proyectos irán para los ancianos y los niños"

ENTREVISTA (Por Nicolás Cancelare) Jorge Mercado, precandidato a legislador porteño por el Partido Renovador Federal, propone congelar los impuestos del Gobierno de la Ciudad por dos años y anular los parquímetros.

Viernes, 11 de Agosto de 2017 - 10:36 hs

Por @NicoCancelare

 

En el mundo se hacen sies kilómetros de bicisendas por año; acá se hace esa cantidad por mes, porque creen que es un marketing”, afirmó el precandidato a legislador porteño por el Partido Renovador Federal Jorge Mercado, en diálogo con SECCIÓN CIUDAD, al hacer referencia a las prioridades de la Ciudad de Buenos Aires. Su lista acompaña las precandidaturas a diputados nacionales de Patricia D´Aste y José Sanfilippo.

 

“El gobierno tiene una visión empresarial sobre la construcción de soluciones y lo mío es más social. La gente está agotada de un Gobierno porteño que te aumento 1000 por ciento los impuestos, que vive permanentemente con una visión recaudatoria y que fue al sur de la Ciudad a hacer una serie de promesas y todo sigue igual”, afirmó.

 

“Este va a ser el último gobierno que tiene el PRO en la Ciudad de Buenos Aires”, aseguró Mercado.

 

“El proceso electoral de las próximas elecciones va a acelerar los tiempos en la Ciudad y aparte va a entrar en crisis junto con el gobierno nacional a medida que se acerque 2019. En caso de que Mauricio Macri no quiera volver a ser presidente, el elegido de Mauricio es Marco Peña”, concluyó.

 

¿Cómo vivieron desde el Partido Renovador Federal la campaña hacia las PASO?

 

Para muchos del partido fue una experiencia nueva; no es mi caso que fui dos veces diputado, pero por otros partidos. Somos un grupo integrado, gente nueva en la política. Pusimos más creatividad que chequera: eso dio un resultado interesante. Se pudo ver reflejado en el spot “Garrote, garrote”, que hoy lo reconoce todo el mundo.

 

¿La idea surgió en el momento o ya estaba pensada?

 

Sabíamos que teníamos que salir con algo diferencial ya que todos los partidos políticos venían con una campaña demasiado seria, firme. El "Garrote" llegó al 100 por ciento de los porteños, pero no sé cuánto de eso se va a transferir en votos. Tuvimos una campaña austera, con proyectos ya trabajados e ideas fuertes. Había que poner algo en el medio de la grieta. Se habían pensado varias ideas: le hicimos varias propuestas a José, él tomó una y así, como cansado de hacer tantas pruebas con la cámara, dijo “Garrote garrote”. Fue como un primer intento, lo estábamos analizando y alguien se dio por tiralo a las redes para que se viralice. El voto joven es muy complicado y de algún lugar lo tenés que convocar. Me sorprendió cómo le cayó a la gente; necesitaban una bocanada de alegría. Es lo que la sociedad quiere: darle un garrote a la inflación y a las tarifas.

 

¿Fue difícil hacer campaña en un territorio gobernado hace diez años por la misma fuerza política?

 

Es complicado. Las peleas internas, la grieta y la corrupción vinculada al kirchnerismo empezaron a borrar y jubilar candidatos. Entonces, el mejor escenario que tenía el oficialismo en la Ciudad era poner a Elisa Carrió. El cuco para ellos es Martín Lousteau y la sociedad, inteligentemente, lo está poniendo en tercer lugar.

 

 

¿Crees que bajó la intención de voto de Martín Lousteau?

 

La sociedad se dio cuenta que las candidaturas de Carrió y Lousteau son una interna de Cambiemos. Este chico hace seis meses era embajador argentino en Estados Unidos. Lousteau sufre la viudez temprana: es ex kirchnerista y ex Cambiemos. Los vecinos se da cuenta de esto y te condena; como también le pasó a Sergio Massa.

 

En caso de que llegues a una banca en la Legislatura porteña, ¿qué proyectos que vas a impulsar?

 

Mi prioridad son los más necesitados y, en un mismo nivel, pongo a los ancianos y a los niños. El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se equivoca cuando pone como prioridad las cámaras para captar conductores hablando por celular: no está mal, pero tendría que hacer primero otras cosas. Mi primer proyecto va a estar vinculado al congelamiento de los impuestos por 24 meses y el segundo es prohibir, definitivamente, los parquímetros en la ciudad de Buenos Aires. El estacionamiento debe ser libre.

#191