Lito Vitale, a 30 años de "Ese amigo del alma"

ENTREVISTA (Por Manuela Moyano) El músico dialogó con SECCIÓN CIUDAD, en la cual repasó sus inicios, su carrera profesional y opinó sobre la situación del país.

Viernes, 3 de Agosto de 2018 - 11:06 hs

Por @MoyanoManuela1

 

Entrar en el estudio en San Telmo es ingresar en un ensueño de música: un órgano antiguo como bienvenida, luego en el hall central se ven en una repisa premios Martín Fierro, premios Gardel, un cuadro de Santiago del Estero que destaca al músico Lito Vitale como figura, además de retratos de personajes históricos de la música. Y como nuevo en el ambiente, los globos negros con inscripción en blanco de “30 años de Ese amigo del alma”, parecen (y son) el resabio de un festejo. Sin palabras. Fue un instante de haber entrado en el paradigma Vitale donde todo es virtud, gozo y generosidad, donde se respira a trabajo y las personas pasan y pasan a crear su tarea.

 

Héctor Facundo Lito Vitale nació el 1 de diciembre de 1961 en Villa Adelina, partido de San Isidro. “Es un barrio que siempre fue muy humilde, con calles de tierra. Pero…son mis vivencias, ahí viví hasta los 20 años. Tengo los mejores recuerdos de ese lugar”.

 

El artista formó el trío Cumbo-Vitale-González, en 1983, luego Vitale-Baraj-Gonzále, en 1985 y 1986). Puso en marcha su cuarteto en 1987 con Marcelo Torres, Manuel Miranda y Jorge Araujo. Es en 1988 cuando salió el disco “Ese amigo del alma” que hoy, 30 años después, rememora como un hito en su carrera. Luego vino el quinteto con Javier Malosetti, Ernesto Snajer, Marcelo Novatti y Manuel Miranda. “El trío era muy libre, el cuarteto fue más complejo y estricto y este quinteto trae un equilibrio entre ambos estilos”, supo decir en una entrevista para La Nación.

 

En los 90, Vitale comenzó con el ciclo en el canal 13 que llevaba el nombre “Ese amigo del alma”, donde invitaba a músicos a tocar con él. Comparado con Juan Carlos Badía, el artista decidió dejar de criticar a los medios y contribuir a un espacio a la música en la TV argentina. Por esas mismas épocas, compuso la música Kuarahy para el ballet de Julio Bocca: “Hicimos varias cosas, realicé seis ballets para él. Fue un muy buen momento de los 90 que compartimos hasta 2000 y pico, en su último ballet”, dijo.

 

 

¿Cómo viene el festejo por los 30 años de "Ese amigo del alma"?

 

Con mucho festejo. Es un disco de 1988 del Lito Vitale cuarteto, Estamos haciendo conciertos con la orquesta sinfónica de algunas de las provincias.

 

También estuviste tocando con Julia Zenko…

 

Hicimos un disco que se llama “Nosotras” sobre canciones compuestas por mujeres. Lo produje el año pasado y toqué con ella hace poco. Hubo una participación en el Festival del Poncho, con ella, Hilda Lizarazu y Marcela Morelo, música específicamente catamarqueña. De vez en cuando hago juntadas con gente del interior, un poco la idea de "Ese amigo del alma" era esa, compartir la música mía con orquestas del interior. Es muy lindo, muy satisfactorio para nosotros y para la gente de cada una de las provincias.

 

¿Cómo fue tu llegada al arte?

 

Me surgió directamente porque había mucha música en mi casa materna, guitarreadas con mi hermana Liliana y mis viejos. Además en los años 60 había mucha información artística, fue automático, ya desde muy chico sabía que iba a ser músico.

 

En una entrevista con Lalo Mir dijiste que te imaginabas cosas al tocar el piano, ¿emociones, imágenes específicas?

 

Un viaje personal. En la música instrumental que no tiene letra, podés interpretar como te parece a vos y lo conectás con vivencias personales del momento, que te pegan. Así, la partitura es una referencia. Ahora que estamos con la orquesta, la gente tiene que leer eso. Pero está bueno que el intérprete tenga cierta libertad para volar un poco más.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Cómo ves el rol de los medios en la difusión de la música?

 

Cada vez hay menos. Están muy relacionados los dueños que tienen cada medio y los acuerdos con compañías de discos. El trabajo que tiene un músico nuevo en promover su música son las redes sociales, solamente.

 

Con Lalo Mir dijiste que estabas produciendo bandas, ¿cuáles?

 

Ese es un certamen del Ministerio de Cultura de la Nación que se llama “Vamos las bandas”, el cual dirijo. Escuchamos demos que nos mandan de todas las provincias y elegimos 24 ganadores, una banda por provincia. El premio es grabar en Buenos Aires, con mi supervisión.

 

¿Tenés reparos en trabajar para algún gobierno y no otros?

 

Laburé con todos los gobiernos democráticos. Nunca tuve militancia partidaria entonces me cuidé de no tocar en actos de campaña, solo participé de actos de gestión. Tengo relación con un montón de gobiernos de distintas ramas políticas.

 

¿Y cómo ves el país?

 

La Argentina y el mundo están en problemas cada vez más serios. El país siempre es un reflejo del mundo en general, todos los países subdesarrollados tenemos una cruz, dependientes de lo que sucede globalmente. Es un momento difícil. Respeto la democracia, solo hago declaraciones positivas. Nunca negativas porque no tengo tanta información para criticar y proponer, prefiero quedarme al margen y participar de actos de gestión artísticos. Trabajé con el gobierno de San Luis por muchos años y con el de Cristina con conciertos para “Igualdad cultural”. Con el actual gobierno estamos haciendo “Vamos las bandas” y un par de conciertos por el interior. Los shows de “Ese amigo del alma” son en vínculo con los Ministerios de Cultura de cada provincia y son todas de distinto color político. Respeto a todo el mundo.

 

¿Cómo está la situación en el interior?

 

Si en la ciudad de Buenos Aires estamos ajustados, en el interior es mucho más cruel todo lo que sucede. De todos modos, la gente del interior tiene un relax distinto al nuestro, la relación con sus artistas es muy linda.

#440