Martes, 29 de Enero de 2019

La busqueda de la polarización entre Macri y Cristina

Por: HUMBERTO TUMINI

Si uno se maneja solo con lo que la mayoría de los medios de comunicación dice, debiera creer que la polarización entre el actual presidente y la ex presidenta es ya un hecho, que la elección se va a definir si o si entre ellos dos.

 

En realidad esa es la interesada visión que instala el gobierno, al cual visiblemente le conviene que así sea; ya que todo indica que en segunda vuelta serían ganadores frente a CFK. Como también la que promueve Cristina, cuya apuesta no es realmente ganar la presidencia, sino continuar los próximos 4 años de jefa de la oposición. Ya hizo esa maniobra en el 2015 jugando a que Scioli perdiera.

 

Explicaré un poco mejor esto que digo de la estrategia K, ya que la de Macri con la polarización para ganar es transparente.

 

El kirchnerismo sabía en el año 2015 que si Scioli ganaba las elecciones estarían en el peor de los mundos. La economía le iba a explotar rápidamente en las manos y ellos no podrían decir que no lo habían hecho presidente. Por tanto trabajaron para que pierda. Por poco por supuesto, para quedar Cristina así al frente de la oposición. Les salió bien.

 

Ahora son conscientes de que Cristina está imposibilitada, de llegar a la Casa Rosada, para manejar la “pesada herencia” económica que les va a dejar el actual gobierno, acuerdo con el FMI incluido. Con ese panorama por delante y la mitad sociedad manifiestamente en contra suya desde el principio, un gobierno de Cristina entraría en turbulencias mas que rápido. Eso sería el principio del fin. Es por ello que ahora promueven la polarización entre ella y Macri, aunque sea un certificado de derrota.

 

Creen que así no cargarán con un nuevo fracaso en el gobierno. Al mismo tiempo evalúan que, como contrapartida, quedará CFK a la cabeza de la principal oposición; como ha sucedido desde diciembre del 2015. Garantizándose así poder político y parlamentario, e impunidad judicial para ella y su familia ciertamente.

 

Sin embargo lo mas importante a tener en cuenta de la película actual, es que no es para nada inexorable que terminemos en la polarización que promueven. Si uno observa la enorme mayoría de las encuestas que circulan -y lo que en la calle se palpa-, lo que indican es que entre el 40 y el 50% de los argentinos/as dicen claramente que no votarían ni a Macri ni a Cristina.

 

De lo que se trata entonces, es que tengamos la capacidad de construir una opción política y electoral que esté en condiciones de canalizar ese gran rechazo a este presente y a volver al pasado K.

 

Las fuerzas nacionales, populares y progresistas tenemos esa enorme responsabilidad. Ya venimos dando los primeros pasos, de lo que se trata es de apurar el tranco y mostrarles a millones de compatriotas que podemos llevar nuestra nación por un rumbo distinto.

 

HUMBERTO TUMINI   Presidente de Libres del Sur

#258