"La Argentina es pionera en litigiosidad"

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) El joven abogado Andrés Prieto Fasano realizó un análisis sobre el sistema judicial, una posible reforma laboral y de cómo ve la Argentina hacia delante.

Lunes, 22 de Abril de 2019 - 12:31 hs

Por Daniel Rodeghiero

 

Para quien no te conoce, contanos sobre cómo llegaste a la abogacía…

 

Soy hijo de magistrados, mi madre fue la primera jueza de la provincia de Buenos Aires. Casi que me crie en Tribunales. Salía de la escuela, y cuando todos mis compañeros iban a jugar al fútbol, yo acompañaba a mi mamá a firmar documentos. Por eso, lo normal en mi casa era coser expedientes y escuchar todo el día charlas sobre casos. Terminé el secundario y me metí en la carrera de abogacía de la UMSA, donde me recibí con el Premio a la Excelencia Académica. Ya con el título en mano y próximo a entrar a trabajar en el Poder Judicial, conozco a un abogado laboralista que se iba a vivir al exterior y me dejaba su cliente, el sindicato de la Unión Tranviarios Automotor. Ahí lo tomé y me fasciné por el derecho laboral.

 

¿Cómo ves el derecho laboral hoy en la Argentina?

 

La Justicia laboral debería ser eficaz, equitativa, rápida y neutral. Mantener el principio de igualdad, no solo estar del lado del trabajador siempre sino ser justa, mirar cada caso en particular. Actualmente se hacen juicios laborales por cualquier cosa y las indemnizaciones son millonarias. Debemos ir a una reforma laboral justa, que se ubique en el medio del trabajador y el empleador. Este Gobierno intentó hacerla pero le faltó diálogo y consenso. El sindicalismo enseguida tildó a la reforma de flexibilización, casi sin haberla leído. No sentaron a todos en una mesa para explicarla bien.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Cuánto tarda un juicio laboral en salir?

 

El promedio es de cuatro años. Digamos que si te despiden e inicias una demanda, debés esperar con tu familia y tus hijos cuatro años promedio hasta que te reconozcan la indemnización. El sistema así se desvirtúa y crece el trabajo en negro.

 

¿Porqué la Justicia es lenta?

 

Por varios factores del cual todos somos responsables. En principio, temas edilicios. Los edificios de los juzgados son archivos de papeles. La Justicia porteña está digitalizada pero el resto no. También falta que se nombran jueces. A la vez, nosotros los abogados vivimos pidiendo audiencias y eso también hace todo más lento. Hay que revisar la feria judicial que es extensa, pensá que es un mes en verano y 15 días es invierno.

 

Mirá también

Llega Sección Ciudad Radio

 

¿Cuántas causas le llegan a un juzgado laboral?

 

Casi 70 por mes, se van acumulando y son varias. Nadie está al día, viven colapsados. Hay una gran litigiosidad, la Argentina es pionera en eso. Faltan conciliaciones previas. Se inician juicios por cualquier cosa, es como una costumbre o moda. Un juez tiene cerca de 5000 carpetas cuando lo normal debería ser 500. Un país se define por su justicia, debemos revertir la mala imagen que tiene. Ojalá que se pueda hacer, confío en que sí.

 

¿Qué marco legal le caben a estos nuevos empleos que vienen de la mano de la modernidad, sea Uber o ciclistas con Rappi o Glovo?

 

Celebro que vengan empresas a generar empleo y el trabajador tenga pan para llevar a su casa. En estos momentos se está dando una discusión entre los que dicen que son trabajadores autónomos como monotributistas y los que sostienen que están en negro, sin cobertura social ni protección legal que los ampare. Por eso, llamo de forma urgente a una ley que los contemple. Son empleos nuevos en su contratación, y hay que darles un marco legal. Este año se cumplen 100 años de la Organización Internacional del Trabajo en la cual coordino la comisión argentina de 25 jueces que iremos a Ginebra, Suiza, a debatir sobre los empleos del futuro, justamente de lo que estamos hablando.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Saliendo de los temas judiciales, ¿cómo ves la Argentina?

 

Me da lástima el crecimiento de la pobreza, la inflación y la grieta. Falta federalismo. Nuestro país, geográficamente, es un país privilegiado, el mejor del mundo, pero estuvo y está mal administrado. Los jóvenes debemos involucrarnos para cambiar el rumbo.

 

¿Te gustaría meterte en política para intentar algo nuevo?

 

Sí, claro. Tengo vocación de servir para una Argentina más justa. Desde el lugar que sea, sueño con ayudar para lograr una mejora. No estoy pensando hoy en ningún partido político en particular, eso será más adelante.

#1392