Jota Duke, el argentino furor en fotografía erótica

ENTREVISTA (Por Malena Montes) Este fotógrafo estrella en las redes sociales dialogó con SECCIÓN CIUDAD sobre todos los temas: El desnudo, arte, el rol de la mujer, violencia de género, cosificación, aborto, entre otros.

Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - 12:26 hs

Por Malena Montes @DraCasan

 

Humedad, calor, tetas, culos, piernas, brazos, vaginas, pelos, manos, brazos. Todo lo que es una persona para el afuera. O lo que culturalmente se denomina “mujer”. Pero, ¿qué hay del adentro? ¿Es posible captar la esencia erótica de una mujer y reflejarla en una fotografía? Ese es uno –de tantos- desafíos que Jota Duke se propone realizar con su lupa y su trabajo que se puede ver en todas las redes sociales.

 

En diálogo con SECCIÓN CIUDAD, la estrella de la fotografía erótica contó cómo es su labor: desde sus “métodos” hasta su lucha diaria con las políticas de seguridad de las redes sociales -que constantemente cierran o amenazan con- cerrar sus cuentas; hasta las casi 90 denuncias por día que recibe de personas “ofendidas” por su contenido; y, para agregar aún más, los comentarios machistas de varones que necesitan demostrar que el imperio del pene es aún más grande, necesario e importante que un par de tetas.

 

Empezó hace cuatro años y ya 450 personas posaron para su lupa, aunque solo son públicas las fotografías eróticas de alrededor de 80 mujeres. La mayoría son mujeres comunes y corrientes, con ganas de explorar su sensualidad. "Me cuesta más trabajar con una modelo que una mujer común", confiesa y eso es "porque la modelo está acostumbrada a fingir o posar lo que está haciendo, y a mí me interesa ver a quién estoy fotografiando, es decir, quién es la persona en su verdadera situación erótica, no importa qué físico tenga: si es más alta, más petisa, o tiene más o menos pecho, más flaca o no; cada uno maneja su cuerpo como sabe".

 

Los casos, personas y situaciones que fotografió Jota Duke son ilimitados e imposibles de categorizar bajo un mismo concepto. La técnica cuasi psicoanalítica y freudeana que utiliza para transmitir el erotismo de una persona en sus fotografías no sabe bien de dónde lo aprendió, pero sí tiene una base terapéutica: hizo terapia con una mujer durante dos años, y ella "hace un año y medio que viene hacer fotos conmigo; le gane al sistema psicoanalítico de Freud", cuenta, entre risas.

 

Su ex psicóloga no es el único caso fuera de lo común que posó para su lupa. Recuerda que "vino una vez a sacarse fotos una mujer que era la esposa de un rabino. Llegó con un maletín de aluminio lleno de juguetes sexuales, de algo que jamás en su vida pudo hacer en frente de su marido. Se liberó completamente, después las fotos las elimina, y cuando necesita volver a verlas me las pide y se las mando, y las vuelve a eliminar. Porque su vida y su alrededor no le permite hacer eso".

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Qué es el erotismo y qué diferencia hay con el porno?

 

La idea de esto es explorar la sensualidad de la persona. El erotismo para mí es tener el poder de generar algo sobre la otra persona, sin la necesidad de cumplirlo; es más, mientras menos posibilidades tengas de cumplirlo, más grande va a ser el poder que podés tener sobre la otra persona. En el porno, en cambio, hay interacción sexual. El erotismo se basa en que la persona pierda la vergüenza a través de ponerse en una situación más excitante para ella.

 

¿De qué se trata tu trabajo?

 

Hago fotografías personales. Todas mis fotos son privadas a menos que ella quiera publicar; la mayoría de mi trabajo es privado. Las fotos son para ellas, para hacerlo con su pareja, o para sacarse dudas...

 

¿Cómo es el momento de sacar las fotografías?

 

Mi sesión de fotos es 90% charla mientras voy sacando fotos todo el tiempo, porque no quiero que posen. En una sesión puedo sacar hasta mil fotos. La idea es charlar hasta que la otra persona se sienta en confianza de mostrar su lado más perverso, lo que la invite a generar algo desde el erotismo. Cada una sabe cuál es su manera, o la descubre después al ver las fotos. En la charla, voy tocando los temas que a mí me parecen que a la otra persona la retienen dentro del erotismo. Pregunto qué considera cada una que es, y depende lo que toquen o relacionen, termino hablando de familia, relaciones. Siempre tuve la capacidad de hablar con las mujeres y ganarme la confianza de cierta manera, y de lograr que me cuenten y vean cosas que capaz no habían visto o no habían contado con otra persona. Después, comparás las primeras cien fotos con las últimas diez y es una persona distinta. La intención es que descubran cuál es la forma en la que cada una seduce a su manera con el cuerpo y mentalidad que tiene. Cada una trae su ropa, pero también tengo alrededor de 400 prendas que me dejaron las chicas de regalo. La idea es que cada una se vista y se maquille como quiera, igual que en su vida cotidiana. La mayoría de las veces trabajo en mi departamento, que es bastante grande, y tengo varios escenarios, aunque a veces voy a otras casas o lugares.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Qué relación encontrás sobre el miedo a estar desnudos?

 

Hay un miedo más grande a la vergüenza que al desnudo. Si alguien te dice que tenés que cruzar al otro lado de un shopping desnuda o tenés que estar en el trabajo y te va a caer un baldazo de mierda de paloma encima, ¿qué preferís? Normalmente elijen cruzar desnuda, porque la vergüenza es mucho más difícil de enfrentar que el desnudo. Muchas veces recurro a sacarles fotos en las que salgan realmente "feas", y mostrárselas para que se rían de eso. Una vez que superaste la vergüenza, el desnudo pasa a segundo plano. Siempre el humor fue una herramienta para mí, para romper un pensamiento o cultura; no importa si te ofendés, porque después de que se te pase, lo vas a ver de otra manera. La primera pregunta de las mujeres es 'qué me pongo primero' y yo siempre contesto 'algo que te de vergüenza', ese es el primer paso. Así me ha pasado de chicas que me avisaron que no querían hacer un desnudo, y terminaron completamente desnudas tomando mate conmigo mientras editamos la fotos.

 

 

¿Cómo ves a la mujer?

 

Oprimida, no solo por la sociedad, sino por ellas mismas, que muchas veces creen que la persona que tiene al lado no va a aceptar el tema de las fotos, y 'por las dudas' no lo hacen. Yo digo siempre que los hombres somos binarios, o sea, básicos, y la mujer tiene la tenencia de 'le dí a entender', el problema de la comunicación hoy es muy grande. Tengo algunas que vinieron más de treinta veces; otras que vienen, hacen las fotos y vuelven otro día con algo que les pasó para escuchar mi opinión; hay casos de chicas que luego de hacerse las fotos terminaron una relación porque se empoderaban como mujer.

 

¿Cómo es la primera reacción al ver sus fotos?

 

Muchas me piden que las borre y, por supuesto, las respeto. Además, la mayoría, a la semana, vuelven. Ahora estás reaccionando a que te vean así, pero también a verte a vos misma así.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Sentís que las mujeres "se cosifican" al sacarse una foto erótica?

 

La cosificación depende de si te ponés en una posición en la que no te pondrías en la vida real. La mayoría de las mujeres que son las más lindas vienen con ese concepto que se miran en el espejo y dicen 'yo no lo veo'. La mujer que está acostumbrada a que todo el mundo le repita que es linda le pasa por inconsciente, porque no quiere ser solo eso, es decir, se la pasa negándose a sí misma a través de buscarse defectos. La publicidad y las revistas te muestran una mujer que no existe. Lo que se ve ahí tiene cinco horas de edición encima, para hacerla más perfecto de lo que es e inalcanzable, porque cuando se vuelve inalcanzable ellos tienen la manera de venderte todos los días un producto distinto para que nunca llegues a donde ellos quieren.

 

¿Hubo propuestas fotográficas que rechazaste?

 

Sí, a veces me piden sacarles fotos pero con su novio ahí y digo que no, pero no por mí, por ellas, porque no lo vas a hacer nunca adelante de él. El 90% de tu atención va a estar enfocada en tu novio.

 

¿Considerás que con tus fotos aportás a romper la belleza "inalcanzable" o a generar una belleza más "plural"?

 

El erotismo no tiene que ver con la perfección sino con como uno lleva sus imperfecciones. Lo perfecto no genera pasión, la imperfección en cambio, sí. Quiero mostrar la realidad de la persona, o sea, cómo una persona puede generar algo sin necesidad de hacerlo. ¿Por qué el hombre puede ser lindo e interesante sin ser perfecto? Yo no tengo un solo abdominal y hay mujeres que me consideran lindo, ¿por qué ellas no pueden tener una visión igual sobre ellas mismas?

 

¿Estás de acuerdo con legalizar el trabajo sexual?

 

Sí, por supuesto. ¿Por qué alguien puede consumir trabajo sexual pero una mujer no puede ser trabajadora sexual?

 

¿Estás a favor del aborto legal, seguro y gratuito?

 

Sí. La desigualdad entre hombres y mujeres existe y no entiendo por qué. Lo que veo es que al hombre no le conviene, y creo que el primer lugar donde el feminismo tiene que imponerse es en la mujer machista, es la guerra más difícil.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Te pasó de escuchar a mujeres naturalizando la violencia de género?

 

Sí, todo el tiempo. Escuche mucho decir 'él me cuida'. La única vez que no pude hacer una sesión -que todavía estoy esperando que vuelva- fue porque el novio la llamó cuando ella se estaba cambiando, le hizo un escándalo y salió llorando. Después me enteré que su novio tenía un programa en el celular por si 'le pasaba algo' donde veía todo el tiempo donde estaba y ella decía que era porque 'la cuidaba'. Y yo le dije, no te cuida, te manipula. Aunque no lo entendió. Para mí, el amor es otra cosa. Muchos confunden los celos con algo romántico, y los celos son inseguridad. El tema de la posesión, de ser el dueño, lo escucho mucho. También escucho mucho hablar de tríos. Incluso de tríos donde la mujer está convencida que el único trío existente es su hombre con dos mujeres, cuando tranquilamente pueden ser tres mujeres, o por qué no vos como mujer con dos varones. Y me contestan 'no, mi novio me va a tratar de puta' y se convencen de eso, dan por hecho que el no va a querer.

 

¿Sos consciente que aportás a la lucha feminista?

 

A veces sí y a veces no. Vengo de una familia de crianza machista, como todos. Todavía lucho con un padre, madre y hermana machista y, a veces, lucho contra mi yo machista y me freno a mí mismo y digo 'no, para, qué boludo'. Me cruzo con muchas mujeres que no son conscientes que están metidas en un entorno machista y ellas no se dieron cuenta hasta el momento: no se dieron cuenta que la persona que tienen al lado las está manipulando, o el padre.

 

 

¿Hay muchos casos de abuso en la fotografía?

 

Se dieron últimamente muchos casos de abuso. Trato de no hablar de otros fotógrafos, porque a mí de entrada me trataron muy mal. En un año que empecé crecí muchísimo y a muchos no le gustaron, porque era amateur y mis fotos no eran de tanta calidad. Conozco casos de abuso y conozco chicas que escracharon a fotógrafos por abuso.

 

¿Ayudás a difundir los casos?

 

Sí, cuando aparecen, yo comparto. Entiendo que no es fácil dar la cara, porque la vergüenza y el miedo es muy grande. Siempre aparece el que no te cree y te viene a juzgar a vos, les dicen como si fuera su culpa que las violaron por irse a sacar fotos. Siempre hay que creerle a la víctima de entrada, después se verá con el tiempo qué pasó. Pero por algo está ahí contando lo que le pasó. Cuesta mucho porque trabajo en este ambiente con muchas mujeres que se conocen entre ellas y cuando una denunció un caso de abuso pasa que otra salen a defender al fotógrafo. No importa cuánto lo conozcas, porque capaz en su cabeza él no lo hizo. En la fotografía erótica, que estás a solas con la otra persona, tenés que generar un poco el ambiente donde la persona se sienta en confianza; y el fotógrafo tiene que entender que es algo para el momento, no es real ni algo que la persona quiera o necesite cumplir.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Te interesa sacarle fotos a varones?

 

Sí, yo quiero fotografiar a quien lo desee. En algún momento hice, pero hay muchos que me hablan por las redes para hacer fotos pero solo con ciertas chicas. Me gustaría ir por la calle y decirle 'che, te quiero sacar fotos'. Tengo la mala suerte de no haberme cruzado todavía con varones que se animen, porque hay muchos.

 

¿Cómo haces para mostrar tu trabajo en las redes sociales?

 

En las redes muestro lo que puedo, lo que me permiten. Mis cuentas son @jota.duke y @jota.duke.ok, la primera me la cerró Instagram y el otro día me escribió un mail avisándome que no me la van a devolver. Me dicen que consideran que está bien que la fotografía sea arte para algunos pero que ellos tienen que cuidar a sus usuarios. Hablé con un chico que trabaja en Instagram, y me contó que mi cuenta estaba en algo que se llama "zona naranja", porque te dividen por colores, depende qué tan peligroso sea el usuario. Yo estaba al borde la "zona roja" porque recibía promedio entre 80 y 90 denuncias diarias, realizada el 90% de cuentas de hombres. Esto es porque en la mentalidad del hombre yo vivo en una película porno. Me mandan muchos mensajes. Muchos ven una foto y piensan que soy una mujer. En un momento contestaba todo, hay veces que me escriben de buena onda los hombres, pero en cuanto les contestas te preguntan 'che, ¿son todas putas?', así que en un momento decidí ya no contestar más. “Sagitarioso Influencer Porno Atiendo Boludos”, como reza desde su cuenta de Instagram (jota.duke.ok), o Darío  Sorasio, como figura en su documento, antes de ser fotógrafo, era asesor de un político. Llegó cuando era muy chico desde Mendoza para vivir en Buenos Aires, donde reside hace 28 años. Tuvo un sitio en Facebook muy exitoso hace unos años llamado Gatos en el Espacio, y una buena película para él, es The Truman Show. "Porque cuando era chico fantaseaba que mi vida era una película, que todo el mundo a mí alrededor hacía cosas para mi película", dice.

 

¿De dónde nace tu creatividad?

 

Muy pocas veces planeo una sesión de fotos. Siempre digo 'venite y vemos'. Llegan a mi casa y estoy sentado con música y el mate. Yo escucho de todo, pero cuando empieza la sesión trato que ellas elijan, aunque normalmente no lo hacen. Recurro mucho al blues cantado por mujeres, que siempre es llevadero. La magia no está en ser perfecto, sino en saber llevar las imperfecciones que tenemos y disfrutarlas.

#1009