¿Influyen las redes sociales en nuestras vidas?

Por Magdalena Ordoñez

Martes, 19 de Noviembre de 2019 - 05:01 hs

Hoy estamos inmersos en una realidad que se actualiza constantemente. Gracias a las redes sociales, tenemos la posibilidad de estar permanentemente conectados con una diversidad infinita de información. Si bien esto pareciera ser positivo, muchas veces esos datos carecen de sustento y nos volvemos vulnerables a ser penetrados por información falsa y negativa. En este sentido, hay que remarcar la exposición a la que los usuarios se encuentran en las redes sociales, no sólo a la información que se presenta en los feeds de los distintos perfiles, sino además, a los comentarios de los demás usuarios.

 

En relación a la interacción entre los distintos usuarios, ¿se puede afirmar que la violencia en redes sociales provoca violencia en la sociedad?.

 

Mirá también

Todo lo que trae la Semana del Orgullo a la Ciudad

 

Tal como ha dicho Gerardo González Torres, médico cirujano mexicano, especialista en tratamiento de adicciones,: "Todo, absolutamente todo en redes sociales y medios de comunicación influye sobre las personas; genera cambios en la conducta, en las costumbres y las tendencias; sin embargo, la interpretación de la información depende del desarrollo y estructura emocional de los receptores. Destaco que es de suma importancia, incluso, la autoestima de la persona".

 

Foto-dos-1.jpg

 

Uno se acostumbra a ver las vacaciones de las personas a quienes sigue, sus programas y las fiestas a las que van, qué comen y lo que hacen en cada momento del día. Y del otro lado, uno también se habitúa a mostrar todo lo que hace en las redes sociales, hasta llegar a generar relaciones de dependencia con distintas plataformas. En este sentido se puede afirmar que tanto lo que uno produce como lo que consume, se convierte en una fuerte influencia en los usuarios. Y tanta exposición se presta a los comentarios de ida y de vuelta. Para aquellos que no tengan un carácter bien marcado, que no cuenten con una buena autoestima, es muy difícil no dejarse afectar por estos. Lo que es más, es aún más complicado no responder a las críticas. En ese espacio, se genera una nueva gama de agresiones.

 

En los últimos años, estos ataques verbales en las redes sociales han tomado el cuerpo de un nuevo fenómeno: los haters. Se trata de personas que naturalizan el uso de la agresión y la violencia como manera de desenvolverse en el mundo. El conflicto es su eje. Y si bien su accionar es dañino para otras personas, suelen ser víctimas de un entorno donde se recibe más rechazo que amor. Ante la falta de una contención social real, las redes sociales se convierten en el método de descarga ante tantas frustraciones. Marcela Czarny, presidenta de la Asociación Chicos Net, que promueve el bueno uso de las redes sociales, afirma que “tiene que ver con algo más macro: con los valores y la sociedad que forjamos".

 

Depresion-Redes-Sociales.png

 

En una sociedad donde se disuelven las instituciones de contención reales, donde hay cada vez más carencia de amor y afecto, donde el respeto es una virtud que llama la atención, el conflicto interno es sólo un síntoma, una consecuencia. Por un lado, se encuentran los agresores y por el otro, los agredidos. Pero ambos son víctimas de una sociedad que carece cada vez más de valores básicos. En cambio, ahora se le da prioridad al ser más gordo o más flaco, a la posibilidad de irse de vacaciones a tal o cual lugar, a vestirse a la moda, a seguir cierta dieta, a frecuentar tales fiestas. Es decir, se pone foco en temas superficiales que parecieran rodear únicamente al valor del dinero.

 

Mirá también

La Biblioteca Nacional exhibe el despacho de Raúl Alfonsín

 

Como conclusión, se puede afirmar que las redes sociales tienen un alto porcentaje de incidencia, especialmente en los usuarios más jóvenes. Esto es porque se encuentran atravesando una etapa de construcción de personalidad, y al carecer de las herramientas psicoemocionales para hacer frente a las críticas y a las agresiones, se ven más vulnerables. Sin embargo, no se puede afirmar que la violencia en las redes sea la causa de la que se da en la vida real. Por el contrario, el problema se origina en la misma sociedad, con el quiebre de valores claves y la disolución de instituciones fundamentales. El conflicto que genera esto en el corazón de la sociedad es la causa de los actos de violencia y agresión. Si a esto se suma que vivimos expuestos en las redes sociales, es lógico que a través de ellos estas actitudes se vean fomentadas y, por ende, potenciadas. Al final, es un círculo cerrado: la sociedad está rota por eso se maneja con violencia, lo muestra en las redes y esto promueve más violencia, que se ve nuevamente manifestada en la sociedad.

#535