Estacionar en Capital, un mundo difícil

(Por Malena Montes) Los estacionamientos privados son caros y el medido es difícil de usar. El Ente de la Ciudad es un canal para reclamar y defender nuestros derechos.

Viernes, de 2017 - 19:53 hs

Por Malena Montes

 

Movilizarse en auto en la Ciudad de Buenos Aires puede ser una aventura. El tránsito colapsa a diario y, sobre todo, en la hora pico. Las protestas sociales que cortan calles para reclamar al gobierno de Mauricio Macri ya son parte del paisaje. Pero si venís en auto, no salgas, no pares: es una trampa. Estacionar puede ser aún más complicado que manejar.

 

Hay muchos organismos gubernamentales que se dividen para legislar el tema del estacionamiento de la calle. El Gobierno de la Ciudad se ocupa de pintar las veredas de color amarillo para definir zonas permitidas de estacionamiento. La Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) se dedica a controlar el transporte “terrestre” (colectivo, trenes). El Ente Regulador de la Ciudad controla los servicios públicos de la Ciudad, entre ellos, el estacionamiento medido. Pero si estacionás mal, el acarreo del auto lo hacen otras dos empresas. ¿Ya te mareaste?.

 

El estacionamiento medido sirve para el ordenamiento del tránsito de la Ciudad. En la Comuna 1 y 2, que conforman el micro y macrocentro, se encuentran las famosas “ticketeadoras” o máquinas de estacionamiento medido.

 

Son 147 máquinas que están en dos de las quince comunas y aún no hay legislación futura que vaya a cambiar la situación, según informó el Ente Regulador de la Ciudad a SECCIÓN CIUDAD. Funcionan con cospeles que se consiguen en kioskos o monedas de diez, venticinco, cincuenta centavos o de un peso y sale ocho pesos la hora. Comparado con un estacionamiento privado, es mucho más barato: la hora puede llegar a costar casi 40 pesos en esta zona de la Ciudad.

 

El problema es que conseguir monedas resulta tedioso y complicado, y los cospeles son casi un mito en la Ciudad. No hay información sobre quién los vende, dónde, ni a qué precio, lo que facilita que varios kioskos se aprovechen de la situación y cobren lo que ellos consideren como remuneración.

 

El Ente Regulador de la Ciudad reconoce la situación y realiza sanciones a las empresas de las máquinas y de los cospeles de manera constante. Además, el organismo que preside Paola Michielotto es consciente del mal funcionamiento de las máquinas, que incluso a veces ni siquiera funcionan. “La mayoría funciona mal o directamente no funciona”, reconoce la Presidenta del Ente a este medio.

 

Quien tiene la obligación que la máquina funcione, es decir, de su mantenimiento y reparación, son las empresas Dakota S.A. y BRD. “Nosotros somos una autoridad de control del servicio”, explica Michielotto.

 

El Ente Regulador de la Ciudad realiza planes de acción a través del análisis de datos proveniente de dos vías. Por un lado, cuenta con fiscalizadores en las calles de lunes a viernes que controlan el funcionamiento de los servicios (próximamente, habilitarán también el control los fines de semana y feriados, según adelantaron a SECCIÓN CIUDAD).

 

Por otra parte, su plan de acción se realiza a través de las denuncias y reclamos que hacen llegar los usuarios por las distintas vías (sitio web, mail, 0800, redes sociales). Además de la posibilidad de escribir en detalle lo que sucedió (cuántos más datos, mejor) también se pueden adjuntar fotos, que le sirven al Ente para su labor.

 

Esto demuestra que el aporte ciudadano es fundamental para el funcionamiento del organismo. “En el Ente protegemos los derechos de los usuarios. Tienen un canal más para reclamar ante un perjuicio ocasionado por la empresa. En la mayoría de los casos se llega a una conciliación y la empresa repara los daños”, resalta Michielotto.

 

Con esa política de acercarse al ciudadano, el Ente Regulador se ocupa, entre otras cosas, de defender los daños y perjuicios que pueden sufrir los vehículos durante el trayecto del acarreo. Es decir, el ciudadano puede acercarse al Ente para que sirva de apoyo ante una demanda puntual. Sin embargo, Paola Michielloto considera que “la idea del organismo no es hacer sumarios y estar todo el tiempo sancionando; queremos que las cosas mejoren”.

 

Respecto del futuro del estacionamiento medido en todos los barrios, desde el Ente entienden que “hay que ver cómo se encara el tema del estacionamiento medido en los barrios, ya que tiene otro fin más allá del ordenamiento vehicular, es decir, cómo se va a manejar el tema de los residentes. Para eso, habrá audiencia pública y se va a discutir”.

 

COMO DENUNCIAR

 

Los servicios que controla el Ente Regulador de la Ciudad son los más reclamados y denunciados en estos últimos tres años. A partir de 2014 tuvo un fuerte crecimiento de denuncias y reclamos. Además del estacionamiento medido, el Ente Regulador de la Ciudad se ocupa de la calidad del servicio de los subterráneos.

 

Para conocer cómo acercarse al Ente, desde la redacción de SECCIÓN CIUDAD se realizó una denuncia por una de las vías de comunicación (sitio web) sobre un accidente en la estación Pueyrredón de la línea D. En dirección hacia Catedral, la formación se ubica demasiado lejos de la estación, lo que deja un espacio muy grande entre ambos que generan accidentes casi de manera diaria.

 

Luego de seguir los pasos por la vía web, donde se pide que se describa lo más detallado posible la denuncia, el Ente verificó la mismadenuncia y avisó vía mail que ya había constatado la denuncia y notificado a Metrovías y Sbase sobre el problema.

#315