"En el PRO estamos acostumbrados al debate interno"

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) Demián Martínez Naya, titular de PRO Diversidad, habló sobre la postura del partido con respecto a temas socialmente sensibles como el aborto.

Martes, 13 de Marzo de 2018 - 11:32 hs

Por Daniel Rodeghiero @DanielRodeBA

 

¿Qué tareas están llevando adelante en PRO Diversidad?

 

Con el colectivo LGTB estamos ocupándonos de la inclusión laboral, la mayor problemática que hoy tienen. Incorporamos a trans en las bolsas de trabajo, tanto en el sector privado como público. También nos estamos juntando con intendentes del interior para que las ciudades puedan ser accesibles para discapacitados. En pocos meses más, la Ciudad de Buenos Aires será 100% accesible, entonces este modelo queremos replicarlo en distintas ciudades del país.

 

Hoy se está debatiendo sobre si la prostitución se legaliza como un trabajo formal. ¿Cómo toman esta problemática?

 

Con respecto a este tema, no hay una postura común en las organizaciones. A mí, personalmente, me parece que debería regularizarse la prostitución. Eso permitiría que tengan una obra social y una jubilación. No se puede esconder una realidad, la prostitución existe y seguirá existiendo. Sería un gran golpe contra la trata. Distintos países del mundo ya han legalizado el trabajo sexual, pero acá todavía no hay un consenso de hacerlo. Mismo trabajadores y trabajadoras sexuales tienen distintas opiniones, algunos no lo quieren.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Cuál es tu posición sobre la despenalización del aborto?

 

Estoy totalmente a favor y celebro que el Presidente haya abierto el debate para sumar datos hoy desconocidos. Respeto a quienes están en contra, pero no por eso hay que cerrar la discusión. El aborto ya está sucediendo, hay que reconocerlo. Estamos hablando de salud pública. Las mujeres de clase baja abortan en lugares paupérrimos y muchas de ellas terminan falleciendo. El aborto clandestino es una de las principales causas de muerte. Con este tema se cierra la grieta. Las políticas públicas deben estar por encima de las mezquindades de los partidos. Creo que la ley va a salir, vamos a luchar para eso. Los diputados deben abandonar las posturas religiosas porque representan al pueblo donde hay distintas posturas. En el PRO hay posiciones encontradas sobre el aborto. Pensá que nosotros estamos conformados por peronistas, radicales, independientes y ante cualquier tema tenemos varias opiniones diferentes. Estamos acostumbrados a debatir hacia dentro.

 

Cambiando la temática y yendo a la situación económica. ¿Qué esperás para los dos años que quedan de gestión?

 

El primer gobierno Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires también empezó con grandes problemas. Luego de dos años de administración, las cosas se fueron normalizando. Hoy, a dos años de estar en la Casa Rosada, ya vemos resultados: El país comenzó a crecer, bajando su déficit, sus impuestos y la inflación. Disminuimos 21 puntos el nivel de corrupción, medido por stándares internacionales. Venimos de un default técnico provocado por el kirchnerismo y ahora volvemos de a poco a ser confiables. No tenemos la lámpara de Aladino, es un trabajo diario. La pobreza está bajando, tanto con índices del INDEC como privados, pero necesitamos seguir creciendo durante 20 años para que baje totalmente. La economía se está sanando.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Esa lámpara de Aladino parecía que sí la tenía Macri cuando en campaña decía que con su sola presencia llegarían las inversiones. Quizás el descontento hoy es por las altas promesas que hicieron.

 

Somos un gobierno que le abre las puertas al mundo. Vinieron los principales referentes internacionales. Este año se hace el G20 en nuestro país. Todo esto no es menor. Por supuesto que nos gustaría ir más rápido pero no podemos. El kirchnerismo todo el tiempo nos pone palos en la rueda, se vio en los disturbios en la puerta del Congreso cuando se debatió la Ley Jubilatoria para que nuestros jubilados no pierdan con la inflación. No hay recursos para todos, tenemos un déficit de 30 mil millones de dólares por año. La Argentina no puede perder de vista el horizonte que se eligió en 2015. Ya no existe el salvador que va a levantar el país, ni tampoco la mentira que vivimos en los 90. No creemos en el pan para hoy, hambre para mañana. Basta de cuatro años de fiesta y luego una gran crisis.

 

Hoy la principal oposición parecen ser los sindicatos, ¿crees que será el dolor de cabeza de Cambiemos hacia 2019?

 

El sindicato bien entendido es fundamental, pero hoy no hay renovación. Todo atornillamiento en la silla es malo. Néstor Kirchner, de no haber fallecido, hubiese sido candidato en 2015. A ningún trabajador le gusta que al país le vaya mal, pero tenemos a los referentes laborales, como Baradel, que no les importa dejar a chicos sin clases. Hay que evitar que se perpetúen en el poder.

#1277