Miércoles, 3 de Junio de 2009

El país que queremos

Por: ALFONSO PRAT GAY

 

Un país sin excluidos, económicamente avanzado e inteligentemente integrado al mundo. Para ello el único camino es el de la gestión con valores. La ética, la experiencia y el diálogo sincero que encuentra el consenso en la diversidad.

¿Cómo lo logramos?

Una distribución del Ingreso justa. 

Actualmente sigue siendo tan desigual como en 2002.
 

Para evitar la exclusión social:

- Ingreso Ciudadano a la Niñez: garantizar la igualdad de oportunidades a través de una renta mínima universal de $ 200 por mes a cada niño cuya madre cumpla con la obligación de mantenerlos en el sistema escolar y de salud. De esta forma llegamos a todos y eliminamos el clientelismo.
- Inclusión de Informales: Crear canales viables para integrar eficazmente a quienes están fuera del sistema.
- Plan Viviendas Urgentes.

Seguridad

- Plan shock para detener la inseguridad coordinado entre Nación, Provincia y Ciudad.
- Romper la complicidad entre la policía, los políticos y el delito.
- Combate al narcotráfico y control de las adicciones. En particular “el paco”.
- Reformar y modernizar la Policía y las cárceles.
- Crear un régimen Especial de Responsabilidad Penal Juvenil para todo el país.

Desarrollo Económico: Empleo y PYMES primero

- Aliento a las PYMES y a los microemprendedores para mejorar la distribución del ingreso y la igualdad de oportunidades.
- Rebaja de los costos e impuestos al trabajo por un año para sostener el empleo.
- Eliminación de Retenciones a la carne, los lácteos y las economías regionales y reducción de retenciones a los granos.
- Reforma del Impuesto a las Ganancias para alcanzar la renta financiera y que paguen más los que tienen más.
- Saneamiento del INDEC como paso esencial para enfrentar la inflación.
- Aliento a las Microfinanzas y simplificación del monotributo social.

República: Reconstrucción de las Instituciones y reglas de juego claras

- Tolerancia Cero para la corrupción: Impulso de leyes anticorrupción y mecanismos de monitoreo para su estricto cumplimiento.
- Ley de Boleta única: Para que no se repita la experiencia del 2007.
- Seguimiento y reglamentación de los DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia) y el Consejo de la Magistratura.

Ciudad:

Debemos bregar por la autonomía plena de la Ciudad, pero hay que ser realistas. No hay caminos facilistas como tampoco los hay para la discusión pendiente de la Ley de Coparticipación, que debería haber sido dictada en 1996 y lleva también muchos años de demora. Quienes están a cargo de la gestión del Gobierno de la Ciudad no se pueden hacer los sorprendidos con este tema, que ya arrastra 15 años de expectativas frustradas. La experiencia y capacidad de mis compañeros de lista, Ricardo Gil Lavedra y Enrique Olivera, en los temas relacionados con la ley 24.588 y sus consecuencias, nos permitirá liderar la discusión en el Congreso Nacional como ningún otro espacio político. Los temas son conocidos: la Policía,el transporte, el puerto. No olvidemos tampoco la grave cuestión del juego, que adquiere una dimensión moral de la que pocos hablan.

Sección Política / Blog candidato


 

#931