Jueves, 28 de Marzo de 2019

El bolsillo que cada vez se ajusta más

Por: VíCTOR COLOMBANO

Bajo la promesa de ser un cambio, el Gobierno sólo benefició a los grandes empresarios y no cumplió ninguna de sus propuestas ¿Pobreza cero? No estamos ni cerca y gracias a ellos los números son devastadores. La pobreza afecta a 13,6 millones de argentinos. Se alcanzó un 33,6 % en el 2018 ¿Cuál será el número de este año?

 

Ya tenemos una inflación de 3,8 % sólo en febrero. El boleto de trenes y colectivos ya subió 38% en lo que va del año. Todo sube, gas, luz, agua, alimentos: un kilo de carne a $300 promedio siendo un país productor. ¿Qué familia puede costearlo? Lo único que no aumenta son los sueldos ni las jubilaciones. Siempre se termina atacando a la población que menos tiene para que menos tenga y sobretodo ahora, con el Fondo Monetario Internacional en la espalda.

 

Recordemos que en un plan de auto ajuste el gobierno eliminó diez ministerios, entre los que se encuentran Salud, Educación y Trabajo. Fundamentales para la vida y para el cumplimiento de derechos de todos los argentinos. Estamos bajo el cuidado de funcionarios que no se preocupan por la gente sino que tienen intereses personales millonarios y negocios con amigos.

 

Los ataques al bolsillo de los jubilados, de los docentes, de los trabajadores en general son reiterados una y otra vez. La pérdida adquisitiva se profundizó en estos últimos años, y es posible verlo si se compara con otros países. El salario mínimo Argentina, dolarizado, se encuentra entre los últimos lugares de Latinoamérica siendo de solamente 295 dólares. En 2015 nuestro salario se encontraba en el primer lugar, lo que quiere decir que todos los salarios mínimos subieron en estos últimos años menos el de nuestro país.

 

Por otro lado, según un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina, el 80 % de los docentes se encuentra por debajo de la línea de pobreza y eso ¿por qué? Porque tienen un ingreso mensual 27% inferior en promedio al del resto de los profesionales. Año tras año se desmerece el trabajo de aquellos que están a cargo de la educación de los chicos, de la formación del futuro. Pero es así: quienes deberían ser mayor valorados son tratados como enemigos en Cambiemos.

 

La suba en el transporte es un ataque feroz a los trabajadores. ¿Cómo puede ser que una persona que viaja del conurbano hacia Capital (en donde se encuentra la mayor concentración de trabajo) gaste mínimo $ 55 por día? Viajar se hace imposible y aún faltan los aumentos del subte.

 

La canasta básica de alimentos se vuelve inalcanzable, según el INDEC, una familia tipo de dos adultos y dos hijos necesita $10.577 para poder acceder. Y esto es solo para poder comprar la cantidad mínima de comida y no caer por debajo de la línea de indigencia. Sí a esta canasta básica se le suman la cantidad mínima de indumentaria y servicios, se necesitaría $26.442.

 

Para poder acceder a ese monto de dinero es necesario que los dos adultos de la familia trabajen, pero ¿es posible? En los últimos meses creció la cantidad de empresas que recurren al Gobierno para solicitar Procedimientos Preventivos de Crisis para reducir sus jornadas laborales y poder prescindir de sus trabajadores sin ningún tipo de costo. Eso sólo significa miles de familia quedándose en la calle mientras los empresarios se llenan los bolsillos.

 

Y todavía faltan más tarifazos, no fue suficiente con lo que ya se alcanzó. Se espera que aumente la luz, el gas, el agua, todos servicios indispensables para poder tener una vida digna, que es lo que se merecen los argentinos.

 

Está claro que a este Gobierno no le importa el pueblo, que sólo piensa en sus negocios y en los de sus amigos empresarios. No se preocupa por la formación del futuro ni los adultos mayores, tampoco los más jóvenes. Ya es hora de que los argentinos dejen de pagar los platos rotos de una economía mal manejada. Necesitamos más que nunca unirnos desde todos los frentes políticos para combatir a un Gobierno que sólo representa a los más ricos.

 

Para culminar creo que ante esta desesperante situación es necesario, precisar un plan de gobierno que cuide a los mas desprotegidos, el empleo de los argentinos y la unidad de todo el Peronismo, sin limites entre nosotros, para que le devuelva la esperanza a un pueblo que ha sido maltratado por un gobierno que no quiere, que no quizo o no pudo brindar tranquilidad y felicidad al pueblo.

 

VÍCTOR COLOMBANO   Referente del NEP Nuevo Espacio de Participación

#498