Martes, 9 de Junio de 2009

Carta a la ciudadanía porteña

Por: JUEZ JULIO CRUCIANI

     En medio de la fiebre electoral vemos como el oficialismo y la oposición se rasgan las vestiduras entre ellos, destacan errores del contrario o pasados vidriosos de los candidatos, que, por otro lado, siempre son los mismos.

     Entre todo este remolino en el cual no se escucha ninguna propuesta para la persona común, que tiene que afrontar la crisis económica que azota a este mundo y que padece graves problemas de seguridad como consecuencia de problemas sociales no resueltos con altura, aparecen en el escenario político individuos como usted o como yo, que, lejos de esta maraña, ponen su tiempo y esfuerzo para intentar acercar propuestas concretas, capaces de generar un cambio de pensamiento profundo, que nos permitan a los argentinos resolver, entre todos y para todos, los problemas que padecemos con soluciones tangibles y no faraónicas, que vuelvan a llevar a nuestro país a los primeros planos, pero no por la corrupción, sino como cuando la Argentina era vista por el entorno por destacarse con un sector del campo, hoy muy lastimado, que era el granero mundial, por sus industrias que no descansaban, por un sistema de salud para todos los habitantes, del cual surgieron varios premios Nobel y miles de héroes anónimos, por niños que tenían en la escuela una cuna de pensadores libres y en sus maestros una segunda familia y por una justicia capaz de aplicar la constitución para defender a los ciudadanos. Esa época que todos añoramos porque nos permitía ser felices.

JULIO CRUCIANI   www.juezjuliocruciani.com.ar   Candidato a Diputado Nacional por el Partido Federal

#1067